,

Protege la piel de tus niños: ¡protección solar siempre!

Protege la piel de tus niños: ¡protección solar siempre!

Generalmente nos acordamos de la protección solar sólo durante el verano, especialmente los días que vamos a ir a la playa o a la piscina. Pero pasamos por alto que el sol “func...

Generalmente nos acordamos de la protección solar sólo durante el verano, especialmente los días que vamos a ir a la playa o a la piscina. Pero pasamos por alto que el sol “funciona” durante todo el año, y aunque en invierno vamos mucho más tapados y no tenemos la sensación de estar tomando el sol, prácticamente cada día nos exponemos a sus radiaciones. Y es que, según nos confirma el Dr. Ricardo Ruiz, más del 80% de la radiación que recibe nuestra piel la tomamos en épocas de no-verano. Por eso, añade, es tan importante que la gente se conciencie de que debe utilizar protección solar durante todo el año, y que proteja, especialmente, la piel de los más pequeños.

La piel de los niños es mucho más sensible a los daños que producen las radiaciones solares, y, además, hay un dato importantísimo a tener en cuenta: los daños producidos por el sol son acumulativos. Y es que podemos decir, sin ninguna duda, que la piel tiene memoria: el daño solar se acumula a lo largo de los años, y antes de los veinte años, las quemaduras solares que se produzcan influyen sobre el componente genético individual. Por eso, debemos ser conscientes de lo importante que es proteger a nuestros niños del sol, incluso en invierno.

¿Tus niños hacen algún deporte al aire libre, como fútbol, equitación, tenis o deportes de nieve? Seguro que para la nieve sí te acuerdas de protegerle del sol, todas sabemos perfectamente que el sol se refleja en la nieve y puede quemar la piel más que una jornada de playa… ¿Pero alguna vez se te ha ocurrido protegerle la carita, los brazos o las piernas cuando va a jugar al fútbol en invierno?

Aunque el protector adecuado depende del tipo de piel y de cada persona, para el invierno generalmente es suficiente utilizar un producto con un índice de protección (que es lo mismo que SFP o FPS) de un 15, en las zonas expuestas: normalmente, carita y manos.

¡Así que ya sabéis, haditas! Todas a proteger la piel de nuestros niños desde pequeños incluso en invierno… ¡porque de ello depende su salud en el futuro!

Publi
Descubre la revista

Lo que más inspira en CharHadas