MiPrana: bienestar general al estilo faquir

MiPrana: bienestar general al estilo faquir

Hace ya tiempo que quería hablaros de un curioso complemento para el bienestar que me tiene loquita, MiPrana, una colchoneta al más puro estilo faquir, llena de pequeñas puntas ...

Hace ya tiempo que quería hablaros de un curioso complemento para el bienestar que me tiene loquita, MiPrana, una colchoneta al más puro estilo faquir, llena de pequeñas puntas de plástico (más de seis mil), y que tiene un montón de beneficios para la salud. Aunque no es algo nuevo (este tipo de colchonetas se llevan utilizando miles de años en culturas tan antiguas como la china o la hindú), en España prácticamente no se conocían hasta que apareció ésta este verano, y yo ya me he hecho adicta.

Esta “moderna” colchoneta de puntas salió a la venta hace dos años en Suecia, con un éxito brutal: se convirtió en el regalo del año y el objeto de moda, gracias a sus múltiples beneficios. Su uso regular favorece la relajación, ayuda a eliminar el dolor de espalda, reduce la celulitis, combate el estrés, los problemas de insomnio y el malestar general, etc.

Recomiendan utilizarla todos los días, ya sea directamente en el suelo o sobre la cama, en el sofá, en la playa… en cualquier sitio donde puedas relajarte, durante entre 5 y 40 minutos al día. Lo ideal es usarla sin ropa, aunque al principio es francamente difícil, doy fe: ¡pincha! Por eso es mejor empezar poniendo una tela fina o una toalla encima, o dejarte la ropa puesta. Pero tardas muy poco en acostumbrarte, y la sensación pasa de ser algo molesta (tampoco se puede decir que “duela”), a realmente agradable.



Según pasa el tiempo, notas cómo actúa sobre tu cuerpo: las puntas presionan la piel y los músculos, y poco a poco los van relajando. La sensación que produce es similar a cuando te dan un masaje sobre una contractura: un dolor “bueno”, que notas que te está aliviando. También percibes que la circulación se reactiva, y al terminar, te sientes más relajado (si la utilizas entre 20 – 40 minutos), o más despierto y revitalizado, (en 10 – 15 minutos).

Aunque es curioso, no es ningún cuento: yoguis y gurús utilizan este tipo de colchonetas (un poco más radicales, eso sí) desde hace miles de años, y escritos chinos con más de cuatro mil años de antigüedad ya hablaban de tratamientos de este tipo para equilibrar el cuerpo y la mente. El secreto es que la presión de las puntas sobre el cuerpo ayuda a liberar endorfinas (conocidas como las “hormonas de la felicidad”), así como oxitocina, una hormona que se libera durante la lactancia, el contacto humano y el sexo, y que te hace sentir a gusto y relajado.

Puedes utilizarla para tratar cualquier parte del cuerpo: cuello, espalda, glúteos, pies y piernas… incluso en el rostro (aunque cuesta más acostumbrarse, ya que la piel es más sensible), y notas los efectos desde el primer día. Yo os puedo decir que, en el tiempo que llevo utilizándola, he notado que reduce la tensión muscular (en mi caso, sobre todo en cuello, hombros y espalda), que duermo mejor, y que, en general, estoy más relajada.



Puedes hacerte con una en el Corte Inglés, en centros como City Yoga, o directamente en su web por 49 euros. ¡Yo ya soy adicta!



http://www.miprana.es

Publi
Descubre la revista

Lo que más inspira en CharHadas