,

Los primeros dientes

Los primeros dientes

La edad a la que brotan los primeros dientes es muy variable, y lo mismo ocurre con el tiempo que tardan en salir los dientes: hay niños que pueden pasar hasta tres y cuatro mes...

La edad a la que brotan los primeros dientes es muy variable, y lo mismo ocurre con el tiempo que tardan en salir los dientes: hay niños que pueden pasar hasta tres y cuatro meses mordisqueando los juguetes y babeando antes de que les salga un diente, mientras que en otros casos (los menos), un buen día la mamá se da cuenta de que el peque ya tiene un diente.

Por regla general, el primer diente aparece alrededor de los seis o siete meses, aunque hay casos en que empieza a salir hacia los tres, y otros en que no aparece hasta el año. La edad de aparición de los dientes depende simplemente del ritmo particular de desarrollo de cada bebé, y no hay que preocuparse.

Los dientes van saliendo, como hemos dicho, entre los seis o siete meses y los dos años y medio aproximadamente. Los primeros en aparecer son los incisivos centrales inferiores (los dos de abajo, en el centro), y les siguen los cuatro incisivos superiores. Normalmente, con un año, el bebé tiene ya estos seis dientecitos. Tras la aparición de estos seis, suele haber un período de reposo en la dentición de varios meses, y después, casi seguidos, aparecen seis nuevos dientes: los dos incisivos que faltaban abajo y las cuatro primeras muelas.

Normalmente son éstas, las cuatro primeras muelas, las que más molestias causan, además de falta de apetito y malhumor. Ya vimos hace unas semanas algunos remedios caseros para las molestias de la dentición.

Una vez que han salido las muelas, tras otra pausa de varios meses aparecen los colmillos (generalmente entre el año y medio y los dos años), y por último salen cuatro muelas más, entre los dos años y los dos años y medio.

Para cuidar sus dientecitos acostumbra al bebé a un ligero cepillado cuando hayan aparecido las primeras cuatro muelas, más o menos al año y medio. Lo mejor es hacerlo igual que los adultos: tres veces al día después de las comidas, para que se vaya acostumbrando desde el principio y tenga la boquita sana. El cepillado más importante es el de la noche, después de la cena, para que así los dientes estén limpios durante las horas de sueño, cuando la producción de saliva es más lenta y se favorece la formación de caries.

Una vez que el niñocumple tres años conviene hacer la primera visita al dentista, que ya nos dirá cada cuanto tenemos que llevarle a revisión.

Los primeros dientes definitivos aparecen hacia los seis años, y los dientes de leche se reemplazan por los definitivos completamente entre los doce y los catorce. Los últimos molares, las muelas del jucio, aparecen (si lo hacen) alrededor de los dieciocho.

Publi
Descubre la revista

Lo que más inspira en CharHadas