,

Ropita para bebes: Gatea sin parar

Ropita para bebes: Gatea sin parar

Gatones... o lo que es lo mismo ... pantalones para el gateo. Hoy os voy a hablar de la idea de Inmaculada Muñoz, una mujer emprendedora que cuando nació su hijo mayor, se dió c...

Gatones... o lo que es lo mismo ... pantalones para el gateo.
Hoy os voy a hablar de la idea de Inmaculada Muñoz, una mujer emprendedora que cuando nació su hijo mayor, se dió cuenta de que en el mercado no había nada parecido y creó Gatones.
Gatones es una prenda que evita que se ensucie y se estropee la ropa como consecuencia del gateo. Los bebés balbucean, otros son risueños y algunos son glotones, pero sin duda lo que tienen en común todos los bebés es que gatean. Lo que se pretende con estos pantalones diseñados para gatear es fundamentalmente fomentar "el gateo".
Inmaculada se ha encargado de todo y el resultado de este arduo trabajo es calidad, diseño, ecología y sobre todo mucho color, no hay más que ver el producto que sin duda está hecho a medida de las exigencias de mamás y bebés.
Los gatones perduran en el tiempo. Es una prenda que sirve tanto para invierno como para verano, para niño y para niña. La resistencia de la tela con la que se elaboran los gatones no está reñida con la comodidad, pues cuanto más se lava, más flexible y suave queda. Así lo afirma su inventora que por encima de todo es madre.
Además, estos pantalones de gateo pueden ponerse encima de la ropa y de los zapatos que lleve el bebé, es ancho y fácil de poner y quitar. El niño protege, por tanto, las rodillas, los pies y, de paso, la ropa. Los gatones son, en definitiva, «babis fáciles de poner y quitar que protegen al bebé».
Ellos comienzan a ganar libertad cuando aprenden a gatear y pueden trasladarse a ciertos lugares por sus propios medios. Claro que el hecho de arrastrarse por el suelo significa un dolor de cabeza para las madres que ven destruida y sucia la ropa que llevan los niños. Pues para evitar todo ello qué mejor que esta prenda: los Gatones.
Se trata de una una ropa muy divertida pero, a la vez, muy práctica. Es que traen incorporadas unas rodilleras almohadilladas para, así, proteger al niño y, por supuesto, a lo que lleven puesto debajo.
Así, estos pantalones pueden colocarse de forma fácil, rápida y sencilla sobre la ropa. Una buena opción para mantenerlos limpios y protegidos, para no arruinar sus prendas.
El producto se presenta en una lata con dibujos alusivos y es ideal para niños desde los seis meses hasta los 12 a 16 meses.
¿Su precio? 45 euros. En Australian Kids.



www.australiankids.es

Publi
Descubre la revista

Lo que más inspira en CharHadas