Para relajarse

Para relajarse

Crisis 2010, síntomas de estrés, trabajo… Vamos todo el día corriendo, de casa al trabajo, los niños, la compra, el perro, el móvil que no para de sonar, la Blackberry vibrando ...

Crisis 2010, síntomas de estrés, trabajo… Vamos todo el día corriendo, de casa al trabajo, los niños, la compra, el perro, el móvil que no para de sonar, la Blackberry vibrando todo el día y cincuenta mails sin leer… Stop! Busca un momento para ti y relájate: te lo mereces.

He estado buscando las mejores maneras de relajarse en casa, y os propongo varias formas de dejar el estrés a un lado.

Prepárate un baño caliente, con un aceite relajante o con sales (me encanta el aceite de lavanda de Weleda, que además es bio), y enciende velas aromáticas como ésta de Dyptique. Un poco de música relajante te ayudará.

¿No es ideal el gorro de baño de Benefit? Otra opción son las tabletas efervescentes para el baño, de Shiseido,que además son geniales para descongestionar las piernas cansadas.

Antes de dormir, tómate una infusión relajante, como Buenas Noches de Ricola, con menta, manzanilla, verbena, flor de naranjo y flor de tila. Si te cuesta dejar a un lado las preocupaciones y conciliar el sueño prueba las Arkocapsulas de Amapola de California, de Arkopharma.

Cuando estamos cansadas, nuestra cara nos delata. Prueba la mascarilla 10 Minutes Relaxing Mask de Kanebo, que relaja los rasgos y elimina todos los signos de cansancio de tu cara en sólo diez minutos. Si te levantas con los ojos hinchados y con ojeras, el stick antifatiga ojos Aqualia de Vichy es una buena solución, y es aún más efectivo si lo guardas a la nevera.

Los pies y las piernas acusan muchísimo el cansancio: se vuelven pesados y se hinchan. Por eso he elegido estos dos productos: Refreshing Leg Gel, de Decleor, que además de descongestionar las piernas las refresca y mejora la circulación, y Foot Powder Lotion de Nails Hands Feet, un polvo que se convierte en una ligera crema al contacto con la piel y que es perfecto para masajear los pies.

Un ambiente relajante es fundamental para que estés relajada. Aprovéchate de los beneficios de la aromaterapia y disfruta del aroma de este mikado de Onice. Y para que la piel se relaje mientras duermes, prueba la crema Cosmic Cosmetic, de Kenzoki.

Me encanta la línea Sueño Profundo de The Body Shop, con jojoba y camomila. Este spray para la almohada (que también puedes utilizar en el cuerpo) te ayuda a desconectar y a conciliar el sueño sin esfuerzo. Y esta maravilla de BH fitness me conquistó desde la primera vez que lo utilicé: parece sacado de una película de ciencia ficción, y por sus efectos podría serlo. Se llama Senseo, y masajea toda la zona de los ojos y las sienes, y relaja en profundidad. Utilízalo al menos durante 10 minutos al día!

Y para terminar, no podemos olvidarnos del momento más duro del día: el despertar. Está comprobado que el ruido estridente del despertador favorece y estimula el estrés, por eso me encanta Wake Up Light de Philips, que te despierta de forma gradual sin sobresaltarte, recreando un amanecer en tu habitación y con sonidos de la naturaleza. ¡Es genial!

Publi
Descubre la revista

Lo que más inspira en CharHadas