Alisado japonés, alisado brasileño, queratina…

Alisado japonés, alisado brasileño, queratina…

¿Te gustaría tener el pelo liso? Si quieres tener el pelo liso sin tener que recurrir cada día a la plancha ghd te contamos las técnicas de alisado que mejor funcionan: el alisa...

¿Te gustaría tener el pelo liso? Si quieres tener el pelo liso sin tener que recurrir cada día a la plancha ghd te contamos las técnicas de alisado que mejor funcionan: el alisado japonés y el alisado de queratina o alisado brasileño.

El pelo rizado es una molestia para muchas mujeres: pelo fosco, rizos poco definidos, cabellos que se encrespan… Por eso, muchas mujeres recurren a las planchas alisadoras, la más conocida es la de ghd. Pero hay veces en que utilizar la plancha cada día resulta un engorro, y para eso están los alisados permanentes.

El alisado japonés es la técnica más conocida, y el tratamiento consiste en aplicar productos químicos sobre el pelo que modifican su estructura. Se hace en tres pasos: primero se aplica la sustancia química por todo el pelo, después se plancha desde la raíz hasta las puntas, y para terminar se aplica un producto fijador. El proceso dura unas cinco horas y el precio oscila entre los 300 y los 800 euros, según el volumen y la longitud del cabello. El pelo queda nutrido, totalmente liso y brillante. Pero no te engañes: no es permanente, dura alrededor de seis meses. Muy importante: después del tratamiento hay que esperar un mínimo de 48 horas para lavarse la cabeza. Y no es la mejor opción para todos los tipos de pelo, ya que si la raíz es demasiado rizada (como en el pelo afro), no da buen resultado.

El alisado brasileño o alisado de queratina tiene una gran ventaja frente al japonés: según el tipo de cabello su precio parte de los cien euros. Es cierto que los resultados duran menos, alrededor de cuatro meses, pero deja el cabello suave y liso en más o menos una hora y media (en lugar de las cinco horas del japonés). ¿Y cómo se hace? Muy sencillo: en primer lugar se lava en pelo con un champú específico, y tras el aclarado se aplica la queratina mechón a mechón. Se seca con el secador y se plancha. Como ocurre con el alisado japonés tampoco se puede lavar el pelo durante los días siguientes al tratamiento.

Descubre la revista

Lo que más inspira en CharHadas