Descubre la piel

Descubre la piel

¿Quieres saber un poquito más de la piel, para entender cómo funciona, cómo cuidarla y por qué es tan importante? Te lo contamos todo. La piel consta de tres capas, la epidermis...

¿Quieres saber un poquito más de la piel, para entender cómo funciona, cómo cuidarla y por qué es tan importante? Te lo contamos todo.

La piel consta de tres capas, la epidermis, la dermis y la hipodermis.

La epidermis es la capa más externa. Tiene cerca de un milímetro de espesor, aunque es mucho más gruesa en las palmas de las manos y en las plantas de los pies (para proteger del roce), y mucho más fina en los párpados. Está formada por varias capas de células (para que te hagas una idea, se colocan unas encima de otras como si fueran ladrillos), constituyendo una barrera impermeable para casi todas las sustancias (por eso muchas cremas no penetran en la piel y se quedan en la superficie). Sus funciones principales son mantener la piel hidratada y protegernos de las radiaciones solares. Se regenera aproximadamente cada 28 días. Sobre ella se encuentra el manto hidrolipídico, una fina película de grasa que recubre la piel, que sirve como protección y como barrera para evitar la deshidratación.

La dermis, que es la capa intermedia, constituye la mayor parte de la piel. Tiene un espesor de unos cuatro milímetros, y en ella las células no están en capas como ocurría en la epidermis, sino que están en un complejo esquema de fibras entrelazadas. Estas fibras son como el “esqueleto” de la dermis, y son muy importantes, ya que se encargan de la flexibilidad de la piel. Las más importantes son el colágeno y la elastina: la piel las produce de forma natural, pero con el paso de los años cada vez lo hace de forma más lenta (de ahí que necesitemos el plus que suponen las cremas).

  • Fibras de colágeno: muy abundantes, son el principal componente de la dermis y las responsables de la resistencia y firmeza de la piel.
  • Fibras de elastina: Aunque más escasas que las anteriores, tienen su importancia, pues son las responsables de la elasticidad de la piel.

En la dermis están también los vasos sanguíneos y las terminaciones nerviosas, así como los llamados “anejos cutáneos”, de dos tipos: córneos y glandulares. Parecen muy complicados, pero no son más que pelos y uñas (los córneos) y glándulas sebáceas y sudoríparas (los glandulares).

La hipodermis es la capa mas profunda de la piel. Básicamente está constituida por células grasas (adipositos), y su función básica es aislar el cuerpo del frío y del calor.

Publi
Descubre la revista

Lo que más inspira en CharHadas