,

Tacones en el tiempo de embarazo: ¿sí o no?

Tacones en el tiempo de embarazo: ¿sí o no?

Queridas Hadas, ¿os habéis preguntado alguna vez si es malo utilizar tacones durante el embarazo? ¡Seguro que sí! Por eso, como en CharHadas nos gusta daros consejos prácticos p...

Queridas Hadas, ¿os habéis preguntado alguna vez si es malo utilizar tacones durante el embarazo? ¡Seguro que sí! Por eso, como en CharHadas nos gusta daros consejos prácticos para que tengáis un embarazo feliz, hoy queremos contaros todo sobre los tacones en estos meses tan especiales.

Durante el embarazo, debido a los cambios hormonales y al aumento de peso que experimenta nuestro cuerpo, es muy importante cuidarnos más que nunca: alimentación, ejercicio físico moderado, buenas posturas para que la espalda sufra lo menos posible… y, por supuesto, calzado adecuado. No sólo por comodidad, ya que al estar más pesada los tacones resultan aún más incómodos, sino por salud: aumento de peso + cambios hormonales + calzado incorrecto = problemas de salud.

¿Y por qué no se recomienda llevar tacones altos? A lo largo del embarazo la mujer aumenta de peso, y su centro de gravedad va variando a medida que crece la tripa. Además, se producen cambios hormonales, entre ellos un aumento de una hormona que se llama relaxina, que ablanda y estira ligamentos y músculos, lo que nos vuelve más propensas a torceduras, esguinces y todo tipo de lesiones de piernas y pies. Por otra parte, el tacón ofrece muy poco apoyo y estabilidad, lo que aumenta mucho el riesgo de caídas.

Un porcentaje muy alto de mujeres afirman que durante el embarazo se sienten pesadas, se les hinchan los tobillos, les duelen los pies y las piernas, y sufren dolores de espalda (sobre todo en la zona lumbar). Si utilizas tacones altos durante muchas horas al día, todos estos riesgos y dolores se agravarán, ¡así que ya sabes!

Esto no significa que tengas que ir con calzado plano, de hecho, los médicos tampoco recomiendan el calzado totalmente plano para estos meses. Lo ideal es llevar zapatos de unos tres centímetros de tacón, amplios y firmes. Si quieres lucir un taconazo, resérvalo para una ocasión especial en la que no vayas a estar mucho tiempo de pie.

Publi
Descubre la revista

Lo que más inspira en CharHadas