,

Hacer Frente al hábito de levantarse continuamente

Hacer Frente al hábito de levantarse continuamente

Hacer Frente al hábito de levantarse continuamente. Dormir a los bebés y niños sin lágrimas y sin llorar. Cuando finalmente habéis dejado a vuestro hijo en la cama hace unos in...

Hacer Frente al hábito de levantarse continuamente. Dormir a los bebés y niños sin lágrimas y sin llorar.

Cuando finalmente habéis dejado a vuestro hijo en la cama hace unos instantes, pero …¡ya no está en ella!. Después de 10 minutos, vuelve a estar en el salón pidiendo agua, zumo, pis o que tienen miedo. Entonces, deberéis intentar seguir las técnicas que se van a describir. Pero a partir de este momento deberéis mostraros firmes y seguros en todo momento, sin bajar la guardia.
1. Llevadle a la cama, serios, sin darle demasiada importancia a su presencia y sin entablar dialogo con el/ella (RECORDAD QUE RECLAMA VUESTRA ATENCIÓN). Así cuantas veces haga falta. No os dejéis llevar a su terreno. Al día siguiente daréis comienzo al aprendizaje.
2. Al día siguiente al final de la tarde, decidle que tiene que aprender a dormir bien y que vosotros vais a enseñarle. Entonces comunicarle las pautas del ritual de sueño (Podéis tener una tabla preparada con dibujos y actividades que debe de realizar antes de acostarse: cenar, lavarse los dientes, leer, cantar, charlar con vosotros, acostarse en su cama, cinco minutos si lo desea para leer solo o escribir su diario y relajarse con la luz apagada. Se le dice a partir de ese momento no hay excusas: tengo que hacer pis, tengo sed, etc. Para ello tendréis que tener preparado que no quede ningún cabo suelto como: agua en su mesilla.
3. Para que logre adoptar unos hábitos de sueño saludables, podemos utilizar un sistema de premio / recompensa. Para ello se hace una grafica del ritual de sueño como un calendario . Le diremos que cada noche que consiga dormir en su cama sin despertar a nadie, pondremos una pegatina color verde y si no lo consigue pondremos una pegatina de color rojo. Le diremos que cuando tenga tres verdes seguidas obtendrá un premio: Ojo debe de ser una recompensa que le guste pero elegida por vosotros, algo que le guste pero que tenga poco valor económico. (un helado, unas pegatinas). Una vez superados los tres días, deberá superar cinco para tener otro premio, después 7 días seguidos, etc.

4. Es necesario tener paciencia. Los hábitos (también los malos) cuesta cambiarlos y el lógico que al niño le cueste al principio, pero no por ello nos vamos a sentir inseguros ni blandos, debemos de transmitirle seguridad, cariño y apoyo. NO OLVIDES QUE EL ÉXITO DE ESTE MÉTODO CONSISTE EN LA REPETICIÓN DE UNA RUTINA CORRECTA Y NO DEJAR QUE EL NIÑO IMPONGA SU VOLUNTAD.

Más información sobre el sueño de tus hijos:
1. ¿Cuántas horas tienen que dormir nuestros hijos?
2. Señales de problemas con el sueño de tu hijo
3. ¿Se puede aprender a dormir?
4. ¿Y ahora qué hago?
5. Hacer frente al hábito de levantarse continuamente.
6. Actividades para relajar a tu hijo antes de dormir.

Descubre la revista

Lo que más inspira en CharHadas