,

Actividades para relajar a tu hijo antes de dormir

Actividades para relajar a tu hijo antes de dormir

Actividades para relajar a tu hijo antes de dormir. Dormir al bebé y niño sin lágrimas y sin llorar. Existe una idea generalizada de que lo mejor es no dejar que el niño pare u...

Actividades para relajar a tu hijo antes de dormir. Dormir al bebé y niño sin lágrimas y sin llorar.

Existe una idea generalizada de que lo mejor es no dejar que el niño pare un minuto hasta el mismo momento antes de dormir, creyendo que así, agotado, caerá dormido como un tronco…pero nada más lejos de la realidad.


Para conciliar más fácilmente el sueño, es básico un mínimo estado de relajación previo al sueño. Por lo tanto se proponen estas actividades:

1. LAS FOTOS QUE HABLAN:

Recorta fotografías de revistas, procurando hacerte con un poco de todo; paisajes, personas, niños, animales, cosas, etc. Te recomendamos que las pegues en una cartulina por categorías, en una cartulina los paisajes en otra los animales, etc. Una vez que tengas tu colección de imágenes, podrás usarla para realizar una actividad tranquila como contar historias a partir de ellas.


2. ¿CUANTAS COSAS?

Una actividad tranquila y relajada, mezcla de juego y reto, es preguntarle (durante el baño, o cuando se viste, en la habitación, etc. ) cuantas cosas se le ocurren que tengan una determinada característica: ¿Cuántas cosas azules conoces? , ¿Cuántas cosas redondas?, ¿Con la letra C? , simplemente se va cambando la característica del objeto.


3. CONTAR UN CUENTO:

Por último, creemos que los cuentos merecen un espacio aparte. Así que, si lo que buscas son cuentos para ese rato acogedor con tu hijo antes de que se vaya a la cama los mas recomendados son los siguientes:“La gallina de los huevos de oro”, “Simbad el marino”, “Los tres cerditos”, El mago de los cuentos.


4. JUEGO COMPETIR CON EL DESPERTADOR:

“Truco para los más desesperados” “Competir con el despertador”, la idea consiste en competir con el despertador cuando llega la hora de dormir, justo antes de comenzar los rituales previos, programamos el despertador para que suene en un tiempo prudencial. Entonces el niño puede jugar a ser más rápido que el reloj, es decir conseguir meterse a la cama antes de que el despertador suene.

Así habrá ganado. Ojo: Cuidado de no excitar mucho al niño para hacer las cosas de prisa porque sino se logra el efecto contrario.


+ Bibliografía: “Cuentos para antes de ir a dormir” Dr. Estivill y Monse Doménech, Ed Planeta. “Vamos a la cama. Actividades para ayudar a tu hijo a conciliar el sueño”. Cynthia MacGregor;Ediciones Oniro.

Publi
Descubre la revista

Lo que más inspira en CharHadas