,

Qué hacer para que los niños coman ensalada

Qué hacer para que los niños coman ensalada

Los niños y la ensalada suelen ser como el aceite y el vinagre. No se llevan demasiado bien. Pero eso no tiene por qué ser así. Por su edad no entienden que comerla es bueno pa...

Los niños y la ensalada suelen ser como el aceite y el vinagre. No se llevan demasiado bien. Pero eso no tiene por qué ser así. Por su edad no entienden que comerla es bueno para ellos, que es por su bien. Así que la mejor idea es presentarle la ensalada de forma divertida y atractiva para sus ojos.

Lo primero que hay que hacer es que ellos también se entretengan haciéndola. Pueden involucrarse, por ejemplo, lavando la lechuga.

Si de primeras dicen que no les gusta la lechuga, otro truco es trocearla mucho y mezclarla con alimentos que les encanten. Las ensaladas no tienen por qué ser sólo de lechuga y tomate. Por ejemplo, se le puede añadir trozos de pollo, patata cocida, trocitos de queso o trozos de fruta como manzana o naranja. Seguro que mezclando diferentes sabores no notan tanto la lechuga y poco a poco, van aceptando este alimento dentro de su dieta.

Otro método es hacer que el plato, primero, entre por sus ojos. Además podéis hacer juntos las figuras. Pelando unas zanahorias, podemos cortarlas de manera que hagan de coloridas alas. Si queremos darle más color, podemos ponerle encima aceitunas troceadas, como si fueran unas manchitas. ¿Qué niño se resiste a comerse una mariposa?

Otra idea puede ser introducirle tomatitos cherry en la ensalada, y una forma divertida de hacerlo es presentárselos como si fueran mariquitas. Sólo hay que cortar los tomates por la mitad y hacerles un pequeño triángulo para que tengan forma de alas. ¿Gracioso no? Son cientos las figuras que podéis imaginar y crear juntos. Así, poco a poco, entenderán que la comida saludable también puede ser divertida.

Más recetas para niños

Publi
Descubre la revista

Lo que más inspira en CharHadas