,

Limpiar el chupete con la boca reduce el riesgo de alergia

Salud niños-limpiar chupete-la salud del bebe Cuántas veces hemos limpiado instintivamente el chupete de nuestros hijos con la boca, pues sin saberlos les hemos estado ayudando ...

Salud niños-limpiar chupete-la salud del bebe

Cuántas veces hemos limpiado instintivamente el chupete de nuestros hijos con la boca, pues sin saberlos les hemos estado ayudando a desarrollar un sistema inmunológico más completo.

Cuando nacen nuestros hijos, sobretodo en su primera etapa, solemos extremar las condiciones higiénicas de todo, esterilizando todos los utensilios que van a utilizar como biberones y chupetes. Así les creamos una burbuja donde su sistema inmunitario no recibe los estímulos necesarios para aprender a defenderse contra antígenos inofensivos.

Recientemente, un artículo de la revista pediátrica más importante del mundo Pediatrics nos desvela un estudio que han realizado con una muestra de 184 recién nacidos y su posterior seguimiento hasta los tres años, donde los bebés cuyos padres les han limpiado el chupete con la boca han visto reducidas sus posibilidades de desarrollar alergias y la sensibilización a alimentos y a alergenos del aire. Los niños cuyos padres limpiaban el chupete con su saliva eran menos propensos a desarrollar asma y eczema, ya que les transmiten de su propia saliva muchas de las bacterias que tienen en la boca y, lejos de ser perjudiciales para los bebés, más bien todo lo contrario, son beneficiosas para el sistema inmunitario de los niños. A los cuatro meses, la microbiota salival de los niños cuyos padres limpiaron el chupete con su propia saliva era diferente de la microbiota de la saliva de los bebés cuyos padres no utilizaban esta técnica de limpieza para el chupete.

Y es que es a través de nuestra saliva como les trasferimos una serie de microbios orales que inmunizan a nuestros hijos. Ahora, este gesto tan común como es el de limpiar con la boca el chupete del bebé, lo podemos ver como un acto beneficioso para los niños.

Como conclusión aconsejan lavar el chupete con agua y a continuación chuparlo antes de dárselo a nuestros bebés, aunque no nos aclara si dichas medidas son siempre oportunas como cuando los padres estamos resfriados.

¿Estáis de acuerdo con la conclusión a la que ha llegado este estudio? ¿Vosotras lo hacéis o lo haríais? ¿Os parece una inconsciencia o lo más normal del mundo?

Publi
Descubre la revista

Lo que más inspira en CharHadas