Indice de contenidos
 

Salud

Foto de Crece con Yeze

Por Crece con Yeze | El 18 de Mayo de 2012 a las 11:37

Seguir a Enviar un mensaje a Crece con Yeze

Agregar como amiga Seguir a Crece con Yeze

Cómo preparar a los niños para los cambios de su cuerpo en la pubertad

 

Los cambios físicos del cuerpo que ocurren durante la pubertad generan incertidumbre al desconocerse cómo y cuándo ocurrirán, y porque suponen la despedida del cuerpo infantil, conocido, y la asunción del cuerpo adulto, desconocido, con otras capacidades.  

Para ayudarlos a prepararse para estos cambios hay que ayudarlos desde pequeños a amar, cuidar y aceptar su cuerpo, su aspecto físico; y esto depende principalmente de la aceptación que padres y familiares cercanos tengan del cuerpo y aspecto físico del niño.

Hay que transmitirles desde pequeños la importancia que tiene su cuerpo, resaltarles que los acompañará siempre, que les pertenece y es sólo de ellos, y de ellos depende su cuidado, para así ayudarlos a apropiarse de su cuerpo.

Resaltar la utilidad de las partes del cuerpo y los rasgos físicos los ayuda a valorar su cuerpo: las manos que permiten dibujar, los ojos que permiten ver los paisajes, las piernas que permiten jugar al fútbol, entre otros.

Algunas madres y abuelas así como padres y otros familiares, insisten en luchar contra el remolino que se forma en el pelo del chico o en el peinado correcto que debe llevar la niña, en cuidar que no engorden mucho, en que el vestido le tape las piernas, transmitiéndoles que algo en su cuerpo no está bien, no es aceptado, debería ocultarse y preferiblemente cambiarse.


Sin embargo, es mucho más fácil inculcar hábitos sanos como una correcta alimentación variada y la práctica de algún deporte que resulte divertido y estimulante, para cuidar y querer el cuerpo, que pretender cambiarlo.

Ayudarlos con los cambios de la pubertad supone hablar sobre lo que va a ocurrir en sus cuerpos, sobre lo que cambiará; supone acompañarlos y ayudarlos en la espera, sin ridiculizar la incertidumbre sobre el momento exacto y las nuevas formas.

Es hablarles sobre estirón, vello en zonas nuevas, cambio de voz, desarrollo del pecho, ensanchamiento de caderas y piernas, cambios en los genitales y sobre la primera regla, cambios que tarde o temprano ocurrirán o que ya están ocurriendo.

También es prepararlos para las medidas a tomar para lidiar con los cambios: uso de desodorante, compra de sujetador, maquinilla y espuma, limpieza de la cara y productos para el acné; permitirles probar, cambiar, rechazar y aceptar.

Preparar a los niños para sus cambios supone para los padres aceptar que van a crecer y que dejarán de ser niños, todos deben prepararse para ello; además la familia deberá ajustarse a la adolescencia que se avecina y al adolescente que tendrán en casa.

 

Yezenia González Robaina
Psicóloga-Psicoterapeuta
Creadora de Crece con Yeze
www.crececonyeze.com
yeze@crececonyeze.com

Móvil: 618050333

 

Comentarios: Todavía no hay comentarios en esta entrada

Para comentar, participar y recibir nuestras novedades, Regístrate!!

Comprobar si existe

 

Al pulsar el botón de Registrarme estarás aceptando nuestro Formulario de Consentimiento

CharHadas crece gracias a tus aportaciones:

Publicar una idea

¿Sabes cómo?

PUBLICIDAD

Original_promo-biberon
Original_magic_forest
Original_promo1

NO TE PIERDAS

Original_vuelta-al-cole-side
Original_side-rodius
Original_side_nivea

SOS: Pregunta a otras Hadas

Publicidad