, , , ,

Con sabor a chocolate especiado

Con sabor a chocolate especiado

[caption id="attachment_1237" align="aligncenter" width="300"] Los indígenas mejicanos lo preparaban machacando los granos de cacao y los mezclaban con chile en polvo. Al tener un sabor muy amargo y picante a los españoles no nos resultaba una bebida demasiado apetecible. Cuando se descubrió el azúcar y la...

[caption id="attachment_1237" align="aligncenter" width="300"]Los indígenas mejicanos lo preparaban machacando los granos de cacao y los mezclaban con chile en polvo. Al tener un sabor muy amargo y picante a los españoles no nos resultaba una bebida demasiado apetecible. Con el descubrimiento del azúcar y la vainilla y mezclarlas con el chocolate, este se convirtió en un alimento más agradable a nuestro paladar. Los indígenas mejicanos lo preparaban machacando los granos de cacao y los mezclaban con chile en polvo. Al tener un sabor muy amargo y picante a los españoles no nos resultaba una bebida demasiado apetecible. Cuando se descubrió el azúcar y la vainilla y se le añadió al chocolate, este se convirtió en un alimento más agradable a nuestro paladar.[/caption]

Frío, lluvia, nieve son tres palabras con las que relacionamos esta época del año, el invierno, claro. La verdad es que, con semejante panorama, lo único que le apetece a una es quedarse en casita envuelta en una manta y disfrutar de una buena taza de chocolate calentito mientras afuera hace un frío que pela o caen chuzos de punta. Me gusta el chocolate y, sin llegar a la adicción, disfruto con todas sus versiones: galletas, bombones, tartas, batidos, helados...

Hace unos días, mientras ordenaba los libros de cocina, me topé con un librito que, aunque no lo había olvidado, sí que llevaba mucho tiempo sin echarle un vistazo. El libro en cuestión se titula El librito del amante del chocolate de Jennie Reekie. La autora, en menos de setenta páginas hace un recorrido por diversos aspectos del chocolate desde sus orígenes (ya lo consumían los aztecas y los mayas además de utilizarlo como moneda de cambio), tradiciones y leyendas, cultivo y fabricación hasta su utilización en la cosmética y la medicina, sin olvidarse de incluir, por supuesto, algunas recetas preparadas con este "alimento de los dioses" .

El Librito del Chocolate

Una vez repasado el libro, ¿cómo resistirme a preparar un suculento y exquisito chocolate? En esta ocasión, me apetecía aderezarlo con algunas especias, así que me puse manos a la obra.

Existe toda una cultura en torno al chocolate y su consumo y, aunque durante mucho tiempo se ha creído que no era muy bueno para la salud porque provocaba caries, acné o sobrepeso, cada vez son más los estudios que señalan las cualidades saludables de este dulce placer. Entre sus virtudes, a parte de la afrodisíaca, destaca por ser un alimento nutritivo y energético gracias a su contenido en calcio, magnesio, hierro. Es rico en flavonoides, sustancias naturales que protegen al organismo de enfermedades cardiovasculares, incluso la cosmética, gracias a sus propiedades emolientes y antioxidantes, ha aprovechado estos beneficios para ofrecernos todo tipo de tratamientos de belleza.

Como os decía, preparé un chocolate con especias porque me apetecía y porque a nadie le amarga un dulce. Aquí os dejo la receta de un delicioso chocolate especiado.

Chocolate especiado 2

Para tomarlo, en lugar de pastas podéis acompañarlo con alguna de estas ideas que os dejo a continuación, eso sí, con sabor y olor a chocolate. Disfrutadlas, además son también aptas para cualquier época del año. ¿Os apetece?

Diapositiva1.1

Diapositiva1.11

No olvidemos que los niños también se vuelven locos por él y es difícil que lo rechacen a no ser que no les guste, estén enfermos o sean alérgico. Esta propuesta es válida incluso para estos casos.

Diapositiva1.11

Publi
Descubre la revista

Lo que más inspira en CharHadas