,

Y Madeleine Vionnet

original-vionnetppal.jpg

No es tan famosa como su contemporánea COCÓ CHANEL y sin embargo su aportación a la emancipación de la mujer es, al menos, igual de importante y, desde luego, su aportación a la...

No es tan famosa como su contemporánea COCÓ CHANEL y sin embargo su aportacióna la emancipación de la mujer es, al menos, igual de importante y, desde luego, suaportación a la moda puede ser considerada incluso mayor.

MADELEINE VIONNET popularizó el corte al bies, hizo ropa mágica, casi sin costuras,sin patrón, diseñada directamente sobre el cuerpo, sirviéndose de un talento magistraly una cabeza privilegiada para la geometría.


Antes de ella el cuerpo se moldeaba con corsés y rellenos para adaptarse a la ropa, después de ella es la ropa la que se adapta al cuerpo, una verdadera revolución.

Vestidos que descansan sobre el cuerpo, que parecen hechos de seda líquida… asívestida JEAN HARLOW se convirtió en icono, la silueta de los años 30 pertenece porentero a Madame VIONNET.

Trabajó para los mejores costureros

del París de principios del siglo XX,

pero ni ellos ni sus clientas parecían

apreciar sus diseños, eso lejos de

desanimarla, la impulsó a abrir su

propia casa de Modas en 1912.


Sus propuestas alcanzaron un gran

éxito en el periodo de Entre Guerras.


El corte al bies hacía que

la ropa se

pegara al cuerpo pero, a la vez cayera

con vuelo hasta los pies, consiguiendo

un efecto fluido y lleno de movimiento.


Nunca las mujeres habían estado tan

tapadas, envueltas en metros y metros

de tela y sin embargo tan insinuantes.

MADAME VIONNET solo trabajaba con tejidos que se adaptaran al movimiento delcuerpo: crespón de seda, muselina, terciopelo y satén y los encargaba con un anchoespecial de dos metros para poder cortarlos en diagonal.

Su continua fuente de inspiración fue la Antigua Grecia, se convirtió en un experta enlograr pliegues y drapeados, que aun hoy traen de cabeza a los conservadores de losmuseos porque solo cobran sentido sobre los maniquíes, tenía interés por el cuerpo ypor el efecto de las telas y muy poco por el color, raras veces se apartó del blanco y elbeige, con concesiones al dorado y al plata para sus glamurosos vestidos de noche.


Pero no solo fue revolucionaria en su forma de concebir la ropa, tanto en ejecucióncomo en propósito, fue la primera diseñadora que se planteó la propiedad intelectualde sus creaciones.


Sus vestidos, tan sensuales y fotogénicos, pronto fueron copiados por HOLLYWOOD,VIONNET empezó por ello a fotografiar sus diseños de frente, de lado y de espaldas y aregistrarlos en un libro de derechos de autor.


En un época de condiciones aun muy penosas para las trabajadoras de las casasde costura, VIONNET concedía derechos laborales que las leyes tardarían años enreconocer: descansos, vacaciones pagadas y ayudas en caso de enfermedad.


Fue una revolucionaria en muchos aspectos, por ejemplo, para ella se creó en 1918 elprimer tejido con composición sintética, una mezcla de seda y acetato.


MADELEINE VIONNET nunca vio la necesidad de auto promocionarse, cerró su casa decostura en 1939 y su marca muy pronto fue olvidad, aunque ella siguió muy vinculadaa la moda hasta su muerte en 1975, a los 98 años de edad.


Con la donación de algunos de sus diseños y su contribución se creó el Museo dela Moda de París en 1986, y sus modelos y bocetos sirvieron de inspiración a unageneración de grandes diseñadores modernos como YAMAMOTO, ALAÏA o MIYAKE.


La marca pertenece hoy al grupo italiano MARZOTTO, que intenta revivirla, demomento con poco éxito.


Su máxima “ cuando una mujer sonríe su vestido debe sonreír también” sigue vigente,el vestido como extensión, como compañero, no como jaula.



www.vionnet.com

Publi
Descubre la revista
Moda es lo que se pasa de moda

Lo que más inspira en CharHadas