,

Un colegio donde aprender es divertido

Nos hemos convencido. Los suecos van más adelantados que el resto. Si no, mirad el colegio Vittra de Estocolmo. En él desaparecen las pizarras, los borradores, los pupitres y ha...

Nos hemos convencido. Los suecos van más adelantados que el resto. Si no, mirad el colegio Vittra de Estocolmo. En él desaparecen las pizarras, los borradores, los pupitres y hasta la mesa del profesor. En este colegio aprender parece de lo más divertido.

Sin lugar a dudas, es una gran apuesta por los padres que buscan una enseñanza diferente para sus hijos. Es totalmente bilingüe (inglés y sueco) y las lecciones no se estudian sobre el papel, sino que se aprenden a través de la recreación de situaciones en la vida real. Pero este colegio no sólo es novedoso por su forma de impartir y enseñar, sino que su estructura y diseño no tiene nada que ver con los colegios a los que estamos acostumbradas.

¡¡No hay paredes!! Si, es un espacio diáfano donde todos los niños están en continuo contacto visual. De esta manera se motiva la curiosidad visual de los alumnos, la confianza en ellos mismos y el comportamiento responsable en comunidad (esperemos que esto último sea cierto porque de lo contrario el follón de clases clases puede ser grande ¿no?)


Su diseñador de interiores Rosan Bosch ha proporcionado además numerosos espacios para que los estudiantes trabajen con equipos portátiles tanto solos como en grupo. Por lo que el ordenador es imprescindible para estudiar en este modelo educativo.


¿Qué os parece este colegio? ¿Os gustaría uno así es España?
¿Llevaríais a vuestros hijos?

Publi
Descubre la revista
Blog de CharHadas

Lo que más inspira en CharHadas