¿Quieres refugiarte donde se escondían los piratas en Madeira?

Madeira un buen lugar donde aprovechar un puente . Especial turismo en familia, siéntete como el verdadero pirata Barba Negra recalando en la isla donde se escondían los piratas...

Madeira un buen lugar donde aprovechar un puente .

Especial turismo en familia, siéntete como el verdadero pirata Barba Negra recalando en la isla donde se escondían los piratas. Isla creada por volcanes y cubierta de bosques, un destino especial para ir con niños. Nunca una isla dio tanto de sí. Sal a descubrir los rincones de este jardín flotante y disfruta del clima cálido con aguas templadas a lo largo de todo el año.

Funchal
es la capital y dispone de innumerables parques infantiles para el deleite de los más pequeños, aunque un paseo en barco nos podrá proporcionar la experiencia única de observar los delfines o ballenas en su hábitat natural.

También destaca en Madeira su variadísima gama de plantas exóticas. Todo son jardines que podemos visitar.

Aconsejo llevar un calzado cómodo y ropa de abrigo para las innumerables excursiones que propone la isla siguiendo las levadas, antiguos canales de agua construidos por los primeros pobladores. Durante toda la excursión te encontrarás con miradores para observar el fantástico paisaje. Sal de expedición con un guía de montaña, pero no te olvides de llevar provisiones y agua, el adaptará el recorrido a la edad de los niños. Recupera las fuerzas con un baño revitalizante en las piscinas naturales formadas por los restos de lava o adentrarte en las grutas volcánicas ¿encontraremos un tesoro pirata?

Y si a tus hijos del va las emociones fuertes, entonces el teleférico es una visita obligada. Te llevará a lo alto del monte. Pero aquí no terminan las emociones, porque para descender podemos utilizar los carros de cesto, no apto para miedosos.

La villa pesquera de Camara de Lobos ofrece un colorido inimitable. No faltan las zonas de baño que invitan a darse un buen chapuzón o practicar windsurf. O el pueblo de Santana, donde sus peculiares casas pintan el paisaje de todos los colores.

La oferta cultural también es amplia, pues encontrarás muchos museos para visitar con niños, como el Museo de Historia Natural, el Museo del juguete, Museo del Azúcar, Museo de la Ballena o el Museo de la Quinta das Cruces con sus jardines. Pero el perderse por sus calles y mercados te llevarán a descubrir las exóticas frutas que abundan en la isla.

Para alojarte encontrarás muchas casas rurales ubicadas en la zona del interior. Además quiero destacar el hotel Porto Mare por el trato especial que dan a las familias. Los niños son los protagonistas, participarán en múltiples actividades y, cómo no, se podrán deslizar por los toboganes de sus piscinas con vistas al mar.

www.visitportugal.com

www.madeiraturismo.com

www.madeira-web.com

Publi
Descubre la revista
¿Nos vamos?

Lo que más inspira en CharHadas