,

Producto de culto: Touche Éclat de Yves Saint Laurent

original-toucheclatcl.jpg

Si hay un producto de maquillaje de culto por excelencia, no puede ser otro que Touche Éclat de Yves Saint Laurent, que aporta luminosidad y un efecto buena cara a todo el rostr...

Si hay un producto de maquillaje de culto por excelencia, no puede ser otro que Touche Éclat de Yves Saint Laurent, que aporta luminosidad y un efecto buena cara a todo el rostro. ¿Lo conoces?

Es un lápiz-pincel indispensable para conseguir un toque de luz, que ilumina la mirada, esculpe el rostro y resalta la belleza. Líder de ventas absoluto desde 1992 (cuando se creó), se vende uno cada diez segundos en todo el mundo. Por algo será, ¿no? Su fórmula única se desliza suavemente, y revela el resplandor de la piel dejándola visiblemente más lisa, además de hidratar y dar una sensación de frescor a la piel.

Está disponible en cuatro tonos para adecuarse a todas las pieles (de las más claras a las más oscuras), y su cómodo formato lo hace perfecto para retocarse en cualquier momento y lugar.



¿Cómo utilizar el iluminador?

Con sólo unos toques de Touche Éclat puedes conseguir distintos efectos, sólo tienes que saber dónde aplicarlo. Más sencillo imposible: con sólo un clic del botón que tiene en la base el producto se deposita en el pincel, con el que directamente puedes aplicarlo sobre la piel. Para extenderlo puedes utilizar su pincel o hacerlo directamente con el dedo, lo que te sea más cómodo.

¿Dónde aplicarlo?

En primer lugar, para esculpir el rostro utilízalo en las zonas de sombra: el puente de la nariz, el contorno de los labios, la barbilla y las arruguitas. Si lo que quieres es iluminar la mirada, aplícalo en el párpado móvil, el arco de la ceja (parecerá que tienes los ojos más grandes), la zona de la ojera y la esquina interna del ojo. Y para rematar un look impecable y resaltar tu belleza, utilízalo en el contorno de los labios (parecerán más voluminosos, definidos y sensuales), y en los laterales de la nariz, para conseguir un toque de luz.

Publi
Descubre la revista
¿Para presumir hay que sufrir?

Lo que más inspira en CharHadas