,

Manualidad. Divertidas serpientes de tela para hacer con niños

original-publicacion--4bf111b834cbd.jpg

El calor de la primavera ha hecho que nuestro jardín se llene de divertidas serpientes como estas. Son cariñosas, suaves, originales y sólo buscan una casa en la que poder habit...

El calor de la primavera ha hecho que nuestro jardín se llene de divertidas serpientes como estas. Son cariñosas, suaves, originales y sólo buscan una casa en la que poder habitar; un lugar donde las mimen y las cuiden. ¿Os animáis a acogerlas con vosotros? Son la compañía ideal para los peques de la casa.

Materiales:
- Retales de tela
- Tijeras
- Regla
- Marcador de tela
- Aguja e hilo
- Algodón o relleno
- Máquina de coser (no es obligatorio)

Preparación

Lo primero que tenemos que hacer es cortar lo que será el cuerpo de nuestra serpiente. Para ello cortamos 5 pares (2 trozos iguales cada uno) de rectángulos de diferentes tamaños, de manera que vayan decreciendo.

Después ponga a una regla en diagonal del borde exterior de un final al medio del otro. Rastro a lo largo de la regla con un marcador de tela de tinta que desaparece y luego cortado a lo largo de aquella línea. Con la ayuda de la regla, trazamos con el marcador una diagonal de punta a punta (tal y como se muestra en la imagen). Una vez marcado, recortamos por la línea.

Llega el turno de la cabeza. Tendrá forma de pentágono achatado, de tal manera que el lado recto vaya luego cosido al cuerpo.

Ahora es el momento de unir las piezas. Empezando por la cabeza, poned las partes juntas de manera gradual y coserlas. Tendréis que hacer primero una parte y luego otra, asi que es recomendable que marquéis una distancia a la hora de coser para que luego las dos tiras casen. Si podéis, al terminar de coser pasarle la plancha para que queden lisas.

Con un trozo de tela roja, recortamos tal y como viene en la imagen la lengua. Luego, procedemos a coser la serpiente. Podemos hacerlo tanto a mano como a máquina. Habrá que dejar un tozo sin coser(conviene que sea un lado de la cabeza) por el que podamos luego meter el relleno.



Una vez cosido le damos la vuelta para tener la tela del derecho.


Ahora rellena una sección o dos si son pequeñas y cóselo por donde las hemos unido antes. Las costuras luego no se verán, pero permitirá que nuestra serpiente pueda doblarse. Rellenar y coser hasta llegar a la cabeza, donde, una vez llena, se coserá el hueco que antes dejamos.

¡Casi terminada! Ahora sólo tenemos que ponerle los ojos y listo. Podéis usar botones, cuentas, hilo…¡y ya tenemos nuestra serpiente!

Fuente: lovelybud.typepad.com

Otras manualidades que os encantarán:

Publi
Descubre la revista
CharHadas, Nuestro punto de encuentro

Lo que más inspira en CharHadas