Cómo montar una Bebeteca. Iniciar en la lectura a los más pequeños

original-publicacion--4b053230199ca.jpg

Una bebeteca es una biblioteca para los más pequeños, para niños de 0 a 6 años, un espacio agradable y tranquilo para los niños y sus padres. En este espacio el libro ha de ser ...

Una bebeteca es una biblioteca para los más pequeños, para niños de 0 a 6 años, un espacio agradable y tranquilo para los niños y sus padres. En este espacio el libro ha de ser un juguete, un objeto que forme parte del constante juego que es para el bebe aprender. Podemos montar nuestra propia bebeteca en casa de manera sencilla. Rocío Aponte en su artículo sobre las bebetecas subraya un hecho de trascendental importancia a la hora de introducir a nuestro bebe en el mundo de la lectura: la cara de la madre no es simplemente una boca, una nariz y dos ojos sino un libro que permanentemente envía informaciones que el bebé maneja a cada instante. El principal punto de partida es nuestra participación activa como padres.

Es importante hacer de la bebeteca un espacio interactivo y afectivo, donde los vínculos de cariño y apego se entrelacen a través de los cuentos, que sea la lectura la que ayude y estimule el desarrollo de habilidades y actitudes personales gracias a la imaginación. Un espacio agradable-, en una habitación, en la sala- con una manta, muñecos, cubos de colores, libros de tela, ..etc, acompañado de música suave (clásica, new age, ..), serán elementos suficientes para crear nuestra bebeteca. Los libros y materiales que seleccionemos tendrán que adecuarse a la madurez del niño. Hay que tener en cuenta que hasta los dos años el niño aprende a través de los sentidos, por ello habrá que esmerarse en crear un ambiente acogedor y nuestra presencia y participación activa. Los libros deben ser de gran colorido, de texturas ? cartón, tela, plástico, ....-, con sonidos y de fácil manejo. También son interesantes recursos multimedia como Cd o DVd de audio y vídeo con rimas, canciones, imágenes- será interesante la opción de cantarles nosotros mismos canciones y rimas de nuestra niñez acompañadas de palmas, gesticulaciones, ....etc. Tampoco hemos de olvidar el recurso de los bits de inteligencia; bits que consisten serie de fotografías y/o dibujos que reproducen animales, personas, objetos, cuadros, ..etc. Iremos mostrando una a una las fotografías a los niños al tiempo que repetimos varias veces el nombre de lo que se reproduce en ellas. Se trata de ir creando un primer y básico vocabulario a través de la imagen. Podemos hacer nuestros bits en casa recortando fotos de revista y elaborando un primer vocabulario básico de unas 15 láminas a las que iremos añadiendo grupos de 5 poco a poco. A partir de los dos años y hasta los 4 el niño va teniendo un vocabulario cada vez más amplio: necesitan que los acerquemos a libros que les muestren el mundo que les rodea y despierta su curiosidad y fantasía creciente. De los 4 años en adelante sus ganas de saber se van extendiendo a temas cada vez más alejados de su entorno habitual. En este momento de afirmación personal les van llamando la atención historias con las que identificarse con un protagonista, una historia fácil de seguir y final feliz.

Mantener nuestra bebeteca requerirá constancia y dedicación pero será muy gratificante si logramos que nuestros hijos tengan gusto y afición a la lectura.


Enlace a mi blog

Publi
Descubre la revista
La Pizarra de Ana

Lo que más inspira en CharHadas