El trasto de mi varoncito encerró anteayer a su abuela, mi madre, en la terraza

pero claro, luego le dió un bajón del tres a él mismo porque con 21 meses no sabía abrirle la puerta otra vez, y la de la calle tenía la llave echada ... no veáis el numerito que montamos! COnseguí que abriera las 2 vueltas que le da la abuela a la llave y abrió ... hasta que la cadena de seguridad que también estaba echada le impidió seguir abriendo! EL pobriño gritando, llorando desesperado, terminó tumbado en el suelo con mi mano cogiéndole por la rendija de la puerta .. todo un show a la espera del cerrajero que finalmente consiguió abrir.
Dicen que las nenas son más tranquilas ... ainssss!!!

Participa en la conversación

Los grupos más activos