Sentirse un bicho raro.

¡Hola mirhada!
"Le quité" (me suena mal hasta cuando lo escribo), el pecho a mi hija a los 14 meses; estaba muy cansada porque por la noche me pedia aun cada dos horas y ya estaba trabajando, solo me faltaron los comentarios de turno y el maravilloso refuerzo de una pediatra que cuando le comenté lo que me pasaba me dijo: "el pecho se da hasta los 6 meses, tu ya le has regalado bastante tiempo a tu hija..."
Ooooooooh... cuánto me arrepiento de haber hecho caso a aquella señora que me pilló cansada, aquella noche en que empecé a quitar el pecho a mi hija, tanto lloro ella como yo.
Carla ha dormido en nuestra habitación hasta los 23 meses, ella pidió marchar a su cuarto, tambien hemos sido motivo de crítica y de comentarios. Si es cierto que en algunos momentos creo que nos torea, y desde que dimos el paso adelante he sido firme (creo con cariño) en que debe dormir solita, la independencia tambien es importante y poder disfrutar de tiempo para la pareja lo considero necesario.
Estoy contigo en que me gusta ser mamá mono, aunque muchas veces te sientas más mono que persona. Un beso.

Participa en la conversación

Los grupos más activos