Parece que todas están hechas en el mismo sitio

Hola, Acabo de descubrir char-hadas, y me he quedado boquiabierta al entrar en este grupo, y leeros. Ain! pero qué identificada me siento, jejeje!! Bueno, os cuento un poquito de la mía? Pero solo un poquito, porque sino, me puedo quedar sola, jajaja!!

Yo, antes de casarme, estuve viviendo cinco años con mi marido, primero en Madrid, por cuestiones laborales, y luego ya en mi ciudad natal.

En esos cinco años de Madrid, todo marchó sobre ruedas, se portaba genial conmigo, y quitando las comidas, que eran(y son) un suplicio, porque cocina fatal, echaba muy buenos ratos con ella. Pero el día que dijimos de casarnos, no sé qué le pasó, que todo cambió. He de decir que vive a 700km de mi casa(punto a mi favor), ella en el norte y yo en el sur de España. Pues empezó por soltar gracias sobre mi cultura(que yo pensaba que era la misma que la suya, pero ya me dejó claro que no), que si de despeñaperros para abajo ya era África... que si en mi tierra se tenía que comer fatal, porque claro, con eso de la dieta mediterránea...

Me dio el día de la boda, a la que ella, por cierto, no aportó nada. Es más, su regalo de bodas fue saldarnos una deuda que según ella le debíamos, y que hacía años que la habíamos pagado. Eso sí, pegas puso para todo, y pedir, como las hermanitas de los pobres, regalitos para todas sus amigas que no había podido venir, no porque no quisieran, sino porque como nosotros decidimos que cada cual se pagase lo suyo, pues ellos invitaron a los justitos, para gastarse lo menos posible.

Y bueno, así a grandes rasgos... qué más os puedo contar? ya puso la guinda la última vez que estuve alli, que en dos semanas no se dignó a dirigirme la palabra, malos modos siempre, parecía que le molestaba que estuvi

Participa en la conversación

Los grupos más activos