Bufffff

Hoy ha sido un día especialmente duro, no he podido hablar con mi hijo, los días van pasando y lo hecho mucho de menos, la pena se hace grande y la sensación de vacío y de silencio aumenta, intento hacer cosas, pero carecen de sentido... Hoy he hecho 30 minutos de coche a pleno mediodía para ir al Ikea a comprar cosas que quería, me he paseado por todos los pasillos como una zombie y me he marchado sin nada, mi cabeza no se concentra y no me apetece nada. Las lágrimas se me caen solas, es terrible, espero acostumbrarme algún día. Me aterra pensar que le den la compartida, no me imagino esto para el resto de mi vida, no podría aguantarlo.

Participa en la conversación

Los grupos más activos