hola chicas

morega, la verdad es que reconforta mucho encontrar a gente que está pasando por lo mismo que tu y que te comprende.
Lu-ms, no se que decirte, creo que cada una tenemos nuestros tiempos. En mi caso, el paso del amor al odio fue casi instantáneo. El camino hacia la indiferencia aún lo estoy recorriendo. No puedo permanecer indiferente cuando veo que hace cosas que perjudican al niño y eso me hace seguir odiándolo... Pero el psicólogo me enseñó que el odio tampoco es malo. Es solo un sentimiento que tenemos que aprender a controlar y sobrellevar para que no nos afecte negativamente en nuestras vidas. Así que supongo que será cuestión de tiempo.

Participa en la conversación

Los grupos más activos