Tú también eres una Superwoman

Triskell, que no me entere yo de que no te sientes super, super....
Has luchado con tus problemas de salud para tener a tu hija, y además, eres una mujer trabajadora que vocacionalmente ha elegido una profesión que ayuda un montón a los demás, y todavía dices que no eres una superheroína.
Hasta Superman perdía fuerza por culpa de la Kriptonita, así que ánimo y a recuperar tus fuerzas.
Besotes

Participa en la conversación

Los grupos más activos