,

¿Estás invitada a una boda?

¿Estás invitada a una boda?

Si estas invitada a una boda, nosotros con este artículo te damos unos consejos de vestir para este 2018.

La marca España está muy de tendencia. Diseñadores internacionales y nacionales se inspiran en nuestras tradiciones y fiestas para llenar sus vestidos de novia para bodas, sobre todo en la flamenca. Lunares, volantes y bordados españoles han anegado las pasarelas internacionales de todos los años para poder lucir un vestido de estilo andaluz. Los volantes son el detalle que más éxito tiene y no es preciso que sean estampados, puesto que por sí mismos ya llaman la atención. Añádele un toque original y diferente a tu look de convidada y luce un vestido lleno de arte.

El largo del vestido es la mayor incógnita para las convidadas. Lo más conveniente para las bodas de mañana es un vestido corto o bien, en un caso así, un conjunto de falda corta y top; es una alternativa simple de llevar y de hallar, aparte de femenino y cómodo. La originalidad de llevar un 2 piezas con un top corto puede cumplir los deseos de aquellas que deseen ir diferentes y atractivas. Esta tendencia está destinada a una convidada elegante, sensual y con carácter.

Escoger el escote conveniente es vital para lograr un look ideal. Hay tantos géneros de vestidos de convidada como géneros de convidadas diferentes y una de las peculiaridades que los definen es su escote: conforme el que se escoja puede asistir a destacar las virtudes o bien disimular los defectos. El escote con abertura asimismo llamado escote lágrima- es uno de los más modernos y sensuales, que muestran una abertura en forma de lágrima en medio del busto, si bien la anchura y la longitud puede cambiar. Se puede lograr un look tierno y romántico con una abertura prudente, o bien sensual y también informal si se opta por una abertura más extensa y que aun muestre parte del busto.

 

 

Las lentejuelas y los brillos están de tendencia. Un vestido con toques refulgentes puede ser la solución perfecta, eso si, sin abusar, y si la boda es por la noche. Para esta clase de liturgias ir de largo es la opción mejor así como ir de coctel, y las convidadas pueden lucir vestidos llenos de glamour, como los de lentejuelas o bien los que llevan ornamentos refulgentes. Esta segunda tendencia trata de eso, aplicar refulgentes en la parte superior del cuerpo, que contrastará con el plano del resto del vestido. Asimismo se puede aplicar a las mangas o bien al bajo de la falda, si bien siempre y en todo momento teniendo cuidado de que no quede muy recargado.

Descubre la revista

Lo que más inspira en CharHadas