¿Sexualidad dañada con la llegada de los hijos? Así te ayuda la terapia sexual

¿Sexualidad dañada con la llegada de los hijos? Así te ayuda la terapia sexual

La sexualidad es un pilar fundamental de la salud y el bienestar personal. Es la forma más íntima que tenemos de comunicarnos con nosotros mismos y con los demás. De hecho, la manera en que vivimos nuestra sexualidad refleja nuestra forma de estar en el mundo.

Nuestra sexualidad tendría que divertirnos y aportarnos placer, pero seamos sinceros. Si estás leyendo este artículo probablemente tus relaciones sexuales han acabado convirtiéndose en un problema que no sabes cómo solucionar y, seguramente, estás pasando por algunas de estas situaciones, ¿me equivoco?

  • Sientes que has abandonado tu sexualidad a un segundo plano.
  • Hace tiempo que tus relaciones sexuales no son cómo te gustarían.
  • Las relaciones sexuales se han convertido en motivo de discusión con tu pareja.
  • Llevas mucho tiempo con tu pareja y vuestra sexualidad se ha vuelto rutinaria y monótona.
  • Te cuesta conseguir o mantener las erecciones.
  • Eyaculas antes de lo que desearías o te cuesta mucho hacerlo, incluso a veces no eyaculas.
  • Sientes dolor en tus relaciones sexuales.
  • No consigues llegar al orgasmo
  • Tienes una buena relación de pareja, pero no conseguís acoplaros sexualmente.
  • Sientes que tu sexualidad ha cambiado a raíz de un evento vital (embarazo, maternidad/paternidad, menopausia...)

Si te sientes identificado con las situaciones anteriores, sigue leyendo porque lo que te tengo que decir te interesa.

¿Te imaginas cómo cambiarían las cosas si le dieras un giro a tu vida sexual y de pareja y vivieras tu sexualidad de forma distinta?

Si no eres realmente feliz, no disfrutas de tus relaciones sexuales y llevas tiempo pensando que necesitas un cambio, ha llegado el momento de tomar la decisión de acudir a terapia sexual

A través de la terapia sexual te escucharás y contactarás contigo mismo para que, desde ahí, puedas decidir cómo quieres que sea tu sexualidad. El terapeuta sexual te guiará paso a paso, para que lo consigas.

¿Cómo te puede ayudar la terapia sexual?

  • Definiendo cómo quieres vivir tu sexualidad, libre de prejuicios y estereotipos.
  • Cambiando tu visión y tu forma de pensar sobre tu sexualidad, adaptándola a tus necesidades y deseos actuales.
  • Dejando atrás tus inseguridades y superando los bloqueos internos que te limitan a la hora de disfrutar.
  • Aumentando la confianza en ti mismo/a para que te sientas genial dentro de tu piel.
  • Incrementando la complicidad en pareja y mejorando vuestras relaciones.
  • Entendiendo qué te está pasando y aprendiendo las estrategias que necesitas para pasar a la acción y empezar a disfrutar de tu sexualidad.
  • Explorando tu erótica y tu propio placer, potenciando tu autoestima sexual.
  • Disfrutando de tu erótica si te concedes el tiempo y el permiso para hacerlo.

¿Te imaginas cómo sería estar satisfechos con tu sexualidad?

¿Tienes alguna duda? Deja tu consulta a la autora del artículo, María Martínez, sexóloga y colaboradora del portal de psicología online Siquia.com

Descubre la revista

Lo que más inspira en CharHadas