Cómo conseguir una casa de estilo escandinavo

Cómo conseguir una casa de estilo escandinavo

Si en el post de la semana pasada hablábamos de una tendencia muy colorista, en este vamos por el polo opuesto: la ausencia de color, el no color, el blanco, vamos... el principal argumento para conseguir que uno de los estilos decorativos más in del momento, el nórdico o escandinavo, llegue a vuestras casas. Si...



Si en el post de la semana pasada hablábamos de una tendencia muy colorista, en este vamos por el polo opuesto: la ausencia de color, el no color, el blanco, vamos... el principal argumento para conseguir que uno de los estilos decorativos más in del momento, el nórdico o escandinavo, llegue a vuestras casas. Si chicas, aunque aún no es invierno, el WW, winter white, se impone. Pero hay más. Veamos.

escalera-casa-sueca

En la casa de campo sueca de arriba, ubicada cerca de Malmo, la escalera blanca es el el elemento protagonista y armoniza a la perfección con la carpintería de puertas y ventanas, también blancas y con las paredes y el techo, revestidos de listones de madera pintados en blanco, otra de las premisas del estilo nórdico. Al fondo, en la cocina, se intuye un típico frente de cocción alicatado con baldosas tradicionales suecas (parecidas en Azulejos peña), en blanco y azul.

casa-estilo-escandinavo-cocina

Y hablando de cocinas... he aquí otro ejemplo tìpico nórdico. Sin tener que llegar a colocar el trineo bajo la ventana, (tampoco hay que pasarse en la consecución del total look) la estancia en blanco inmaculado, incluidos techo y suelo de listones de madera pintada, en perfecta simetría, es de lo más revelador. Y otro punto a favor, las puertas de los armarios en acero con acabado brillante, que queda genial, (el blanco y el gris combinan estupendamente) para dar un toque moderno al conjunto un tanto rústico.

Norwegian-summer-house-2-600

Otra pieza clave del nordic style es la estufa de leña, como esta de hierro (modelos similares en Hergon), que no puede faltar en toda casa de campo escandinava que se precie. Esta, en la cocina, cuenta con un fuego superior para calentar la comida o, como en la foto, la tetera. Un vez más, todo el resto de la decoración es, en contraste, blanco. A destacar los azulejos rectangulares típicos del metro. Un must en la cocina!!

salon-nordico

Si te decantas por los aires más clásicos, opta por muebles como este sofá y estos sillones, de estilo gustaviano, elegante y sencillo, uno de los más reconocidos en los anticuarios de todo el mundo (modelos similares en Olofane). Combinado con una mesa rústica queda estupendo, y enmarcado por este maravilloso techo abuhardillado a dos aguas, aún más. El blanco nuclear de la estancia se potencia con la luz natural que entra a raudales por los amplios ventanales de la terraza, con barandilla (no podía ser de otro modo) también blanca.

Decoración-navideña-de-estilo-nórdico

Este salón-comedor reúne varias de las cosas que hemos ido viendo para construir un estilo nórdico en casa: la chimenea de hierro, paredes y techo abuhardillado en blanco, suelo pavimentado con listones de madera natural, amplias puertas de cristal en cuarterones y mobiliario sencillo: una gran mesa de madera decapada y sillas vintage Tolix de zinc (como estas las puedes encontrar en Catalina House). Es espacio abierto y comunicado y los toques naturales como las cestas de mimbre (parecidas en Zara Home), son más elementos a favor de un ambiente nórdico.

Norwegian-summer-house-1-600

Y más ejemplos de comedor, como este de un piso noruego, más moderno, pero igualmente impactante en su sencillez. La mesa, con sobre de madera natural clara (el arce, el pino lavado y el aliso son de las más apreciadas entre los nórdicos) y patas de hierro pintado en blanco, se rodea de sillas de distintos modelos (similares en Habitat), de un lado, y de un banco de obra a medida en madera y con colchonetas y cojines . Son estos dos últimos, las sillas distintas y el banco, dos conceptos escandinavos que puedes copiar para poner tu casa al día en este estilo. El zócalo alto de listones y la sencilla lámpara de techo (parecidas en Biosca y Botey) son otras dos ideas a tener en cuenta. El lujo es la sencillez!!!

dormitorio-principal

Austeridad formal es la clave de este dormitorio de un piso de Estocolmo. La gran cama, colocada en el centro de la estancia y vestida en blanco y gris (ropa similar en Zara Home) es la reina de este espacio níveo de techos altos y bañado de luz por un gran ventanal vestido con un simple estor blanco. La mesita tradicional de madera rompe el binomio cromático blanco/gris. La lamparita cromada y la radio (modelo similar en Bang & Olufsen) ponen el punto actual.

casa-diseño-nordico-habitacion-infantil

Y para la habitación de los peques (de la que los nórdicos cuidan hasta el más mínimo detalle) vamos a destacar la preciosa chimenea de porcelana pintada, un modelo antiguo (parecidos en Ramón Portuondo) que por si sólo decora todo el cuarto. Paredes y muebles blancos, con unas pinceladas de rosa por tratarse de una niña, constituyen el resto del interiorismo. Y un detalle para copiar: el cesto de los juguetes es una sencilla bolsa de loneta blanca.

estilo-nordico-peques-casa-L-Ea5JLR

Otro cuarto infantil en el que el mobiliario blanco (mesa, sillas y armario con patas - parecidos en Amelia Arán ) es el rey. Los peluches ponen la nota divertida. Las cortinas de las ventanas y del frente de los armarios, con raya y bordado rojo (parecidas en Borgia Conti), ponen el punto de color.

interiors-pale-playful-bedroomla

Si sois partidarias del movimiento ecofriendly y queréis reproducir las últimas tendencias eco chic nórdicas, tomad buena nota de este dormitorio. El suelo es de maderas recicladas y prensadas, al alfombra de oso de peluche (parecidas en Ikea), la estructura y el cabecero de la cama están hechos con palés, la mesilla es un tronco natural y la lámpara de techo se ha sustituido por una simple bombilla de bajo consumo. La única concesión al diseño industrial es la silla de los Eames que distribuye Vitra. Toda una oda al menos es más!!!

color-art-600-2

Para resumir todo lo anterior, si quieres poner un solo guiño nórdico a la decoración, sin cambiar toda la casa, apuesta por crear rincones como este, decorado con cuatro detalles muy efectistas, sencillos y divinos: la letra en el alféizar de la ventana, el jarrón de barro con las flores, la pila de libros a modo de mesita auxiliar, la silla rosa (rompiendo sutilmente el blanco general), la misma de los Eames de la foto anterior (en Vitra), la gran vela (algo súper típico de los países escandinavos, similares en Cerería Mas), los cuadros étnicos y, por supuesto, el suelo de listones de madera y la pintura de paredes, techo y carpintería en blanco.

Espero que os haya gustado. El nordic winter white es, ahora, lo más. Os apuntais ?? Hasta la próxima semana.

Publi
Descubre la revista

Lo que más inspira en CharHadas