Tea time

Tea time

Dado el éxito que tuvo en el último post la invitación imaginaria que os hice para tomar el té en mi aún mas imaginaria casita en el “countryside” británico, hoy he decidido buscar inspiración para una tarde de te… y que ¡no me pilléis desprevenida! Y para montar un encantador “te time”, no hace falta estar en...

Dado el éxito que tuvo en el último post la invitación imaginaria que os hice para tomar el té en mi aún mas imaginaria casita en el “countryside” británico, hoy he decidido buscar inspiración para una tarde de te… y que ¡no me pilléis desprevenida!

te2

Y para montar un encantador “te time”, no hace falta estar en “flying deco”, es algo que todas podemos hacer sea cual sea el tamaño, la situación y el estilo de nuestra casa, solo hace falta escoger un poquito de menaje, y ¡hay cosas tan bonitas!

No hace falta complicarse mucho, una tetera y dos tacitas de loza con pequeñas flores de decoración pueden hacer un set de te vintage como este.

te1

Aunque no descarto sorprender a mis invitadas con un juego de te mas colorido y completo.

te4

De todos modos no penséis que necesitáis un juego de te nuevo para hacer un te time tan chic como estos, el servicio de te blanco, típico y tradicional que seguro que tenéis por casa, con un poquito de gracia y un ramo de flores puede quedar perfecto.

te6

Las más modernas estaréis pensando que esto del te es un poco cursi… y os doy toda la razón, el “te time” en si mismo tiene un punto de cursilería retro indiscutible, pero hay opciones para todos los gusto, podéis optar por algo mas “nórdico” y minimal.

te7

No olvidemos que el té no es solo cosa de occidente… un “te time” con aire japonés puede ser otra buena opción, o… ¿Qué os parece un te moruno?

te8

Y… ¿Qué hacemos con las que no les gusta el te?, pues… que cada una se sirva en la taza lo que quiera… ¡aquí lo importante es la vajilla!

te9

Descubre la revista

Lo que más inspira en CharHadas