,

Ricitos de Oro y los tres ositos

Ricitos de Oro y los tres ositos

Quién no conoce el cuento para niños de la pequeña Ricitos de Oro que, por casualidad, llega a la casa de 3 encantadores de ositos. Si en Carnaval queréis disfrazaros toda la fa...

Quién no conoce el cuento para niñosde la pequeña Ricitos de Oro que, por casualidad, llega a la casa de 3 encantadores de ositos. Si en Carnaval queréis disfrazaros toda la familia bajo la misma temática, estos disfraces caseros de cuento que hemos encontrado enabeautifulmess.comes una buena idea. Sobre todo por que podemos tirar de ropa que tengamos en el armario, o comprar algunas prendas vintage que encontremos en tiendas de segunda mano.

Aparte de la ropa que queramos usar para cada disfraz, hay dos partes imprescindibles en estos disfraces caseros que tenemos que hacer con nuestras propias manos. Hablamos de la peluca de lana que caracteriza a la pequeña ricitos de oro y a las caras de los 3 ositos.

Cómo hacer la peluca de Ricitos de Oro

Los materiales que necesitamos son: Un jersey viejo de color amarillo, lana gorda amarilla, máquina de coser o aguja e hilo.

  1. Cortamos la tela amarilla a modo de gorro de piscina y lo cosemos a mano a con la máquina. En vez del jersey, si no tenemos, podemos recurrir a un gorro de natación de los de tela. Si es amarillo mejor.
  2. Cortamos algunas hebras de lana al mismo tamaño y las vamos colocando horizontalmente. Una vez tengamos una buena cantidad, buscamos el centro de las hebras y las vamos cosiendo a la parte central del gorro. En la parte exterior, podemos cortar algunas de las hebras a modo de pequeño flequillo.
  3. Podéis inspiraros para hacerla en esta peluca de Rapunzel

Cómo hacer las cabezas de los 3 ositos

Los materiales que necesitamos para cada cabeza son: un globo redondo, papel de periódico recortado en pequeñas tiras, cola blanca diluida en agua, cartulina y pinturas marrón oscuro, marrón claro, blanca y negra, un cutter, tijeras y cita adhesiva de carpintero.

  1. Inflamos el globo hasta que el tamaño sea 2 o 3 veces más grande que la cabeza. Lo anudamos bien.
  2. Mojando las tiras de papel periódico en la cola diluida en agua, vamos cubriendo toda la superficie del globo. Dejamos que seque bien (esto puede tardar hasta un día)
  3. Cuando esté bien seco, con la ayuda de un cutter le hacemos a la bola un agujero, lo suficientemente grande para que quepa por él la cabeza. Sacamos el globo.
  4. Cortamos en la cartulina un rectángulo y pegamos con un poco de cinta de carpintero los extremos para hacer un cilindro. Recortamos también un círculo con el mismo radio del tubo y lo pegamos. Esta será la nariz del oso. Le hacemos unos pequeños cortes en la parte inferior, de tal manera que al doblarlos sean unas pequeñas pestañas por las que luego pegaremos la nariz.

5. Con la cartulina, recortamos las orejas y las pegamos con la cinta de carpintero.

6. Ahora sólo tenemos que pintar con las pinturas la cara de nuestro oso. Entre capa y capa, tendremos que dejar que seque bien la anterior para que los colores no se mezclen.

Descubre la revista

Lo que más inspira en CharHadas