,

Galettes de Higos

Hoy traemos una receta de plena temporada. Estoy lanzada con los higos… Me ha costado un poco recuperarme de las vacaciones y empezar de nuevo a buen ritmo, pero tranquilos que ...

Hoy traemos una receta de plena temporada. Estoy lanzada con los higos…

Me ha costado un poco recuperarme de las vacaciones y empezar de nuevo a buen ritmo, pero tranquilos que de ahora en adelante ya volveremos a la “normalidad”.

Algunas de las novedades que hemos tenido estos últimos meses y que tampoco os había detallado son algunas colaboraciones a través de las cuales podréis seguirme:

Con Hostelería de Salamanca colaboraré habitualmente con algunas recetas muy interesantes, especialmente recetas de temporada y de cocina más tradicional. Me gustará explotar la gran riqueza de la gastronomía castellano-leonesa. Si os interesa este sector no os lo perdáis

Con Charhadas me veréis a menudo con recetas más divertidas, más coloristas y enfocadas a la familia y los niños. Esta fantástica comunidad aporta muchísimas ideas para todo lo que tenga que ver con vuestro día a día, realmente es única.

Seguiremos aportando nuestro granito de arena a Cuquin Magazine. Es un fabuloso equipo el que pone en cada edición todo su esfuerzo y saber hacer de manera desinteresada para que disfrutemos todos de sus maravillosas fotos, recetas y reportajes.

Con Tribuna de Salamancame centro en algo un poco más especializado. Ya sabéis que mi profesión sigue siendo la publicidad y el marketing, y aquí es donde vamos a desarrollar un poquito más esa faceta, aunque para el gran público, nada de tecnicismos. Solamente será una columna de ideas, de consejos, de experiencias y de cosas muy interesantes de este gran y cambiante mundo.
Y aún habrá más sorpresas, que aún no puedo desvelar… de toda índole, pero todas me mantienen tremendamente ocupada y son proyectos ilusionantes y atractivos, os iré contando poco a poco.

Mientras tanto, la receta, que no se nos olvide… vamos a darnos un gusto para empezar: unas galettes de inspiración rústica, recordando mi #ruraltrip de este verano, con un sabor inigualable que os transportará a esos rincones escondidos en la campiña.

Ingredientes:

Para 4 unidades


Masa de Galettes

250 g de harina normal
1cda sopera de azúcar
una pizca de sal
100 g de mantequilla sin sal en pomada
20 ml de agua fría


Relleno

Unos 16 higos verdes (4 o 5 por galette)
100 g de queso de cabra cremoso
4 cucharadas soperas de miel de flores
100 g de almendras molidas en polvo
Azúcar para espolvorear por encima
Para decorar, unas flores de malva secas y hojas de hierbaluisa


Elaboración

Vamos a hacer en primer lugar la masa:

En un recipiente mezclamos la harina, el azúcar y la sal. Agregamos la mantequilla y ligamos todo bien, por último añadimos el agua muy fría. No hace falta que la masa quede muy batida, es un tipo de masa quebrada.


Si la masa no se liga del todo, se añade un poco más de agua.


Después hacemos una bol, la dividimos en 4 partes y las meteremos en la nevera envueltas en papel film durante una media hora, para que se enfríe.




A continuación sacamos la masa y extendemos cada bola con el rodillo para obtener un disco plano de 1 cm de grosor. Le damos forma circular y lo ponemos en una bandeja de horno sobre papel. Lo dejamos reposar en la nevera hasta que lo utilicemos.


Mientras tanto precalentar el horno a 180ºC.


Para preparar el relleno primero lavar los higos, cortarles el tallo y abrirlos al medio en vertical.






En un plato mezclamos el queso de cabra de cabra cremoso con la miel, que nos quede bien integrado.


Vamos a rellenar cada galette haciendo una capa del queso cremoso, otra con una cucharada de almendra en polvo y otra con los higos con la piel hacia abajo. Remataremos espolvoreando azúcar por encima.

Repetimos en las 4 y cerramos la masa hacia arriba con los dedos, dándole la forma a la galette. Lo sellamos con los dedos. Son rústicas, por lo que no deben quedar perfectas, su gracia es ser desiguales.


Metemos al horno durante 30 minutos, hasta que vemos que la masa está dorada y el relleno burbujea.

Lo sacamos y pasamos a una rejilla para enfriar un poco.


Están especialmente buenas templadas, así que si las coméis inmediatamente mucho mejor.


Ya me contareis lo que os parece este nuevo inicio. Qué disfrutéis.

Descubre la revista

Lo que más inspira en CharHadas