,

Qué hacer si le duele el oído

La Otitis es una inflamación del oído medio muy frecuente en niños menores de 3 años. Después de cualquier infección de las vías altas que haya procesado el bebé con mucha mucos...

La Otitis es una inflamación del oído medio muy frecuente en niños menores de 3 años. Después de cualquier infección de las vías altas que haya procesado el bebé con mucha mucosidad puede aparecer la otitis.

Cómo reconocer la otitis

Los síntomas para reconocer si nuestro hijo tiene otitis es cuando le observemos que se lleva la mano al oído con frecuencia, manifieste dolor, esté irritado, con el sueño agitado, fiebre o falta de apetito. Los bebés al succionar para tomar el pecho o el biberón, si tienen otitis les dolerá por lo que no querrán comer. A veces incluso puede llegar a supurar el oído.

Una forma sencilla de averiguar si tiene problemas en el oído es presionando ligeramente en el pabellón auditivo, si el bebé responde negativamente con llantos y agitación será un claro síntoma para llevarle al pediatra.

Qué hacer si sospechamos que puede tener otitis

Por supuesto lo primero de todo es llevarle inmediatamente al pediatra para que le diagnostique. A través de un otoscopio podrá ver el estado del oído del niño y valorar si existe infección. Será el pediatra el que nos indique que tratamiento deberá seguir. A veces nos sorprende por la dosis que nos mandan, pero tratándose del oído suele ser una cantidad mayor de antibiótico del que solemos darle para otro tipo de infecciones. Mantener la medicación hasta el final aunque notemos mejoría a los pocos días, además evitaremos recaidas.

Además de las indicaciones que nos proporcione el pediatra, reduciremos el dolor si aplicamos calor en la oreja del niño.

Cómo prevenir la otitis

Podemos intentar prevenir la otitis con unos cuidados básicos de higiene en el oído de nuestros hijos. También el tener la nariz despejada influye, por lo que si están constipados limpiarles bien la naricita con suero prevendrá la infección en el oído. Además, si llevan las uñas limpias y bien cortadas también evitarán que si se lleva a menudo la mano al oído pueda contraer una infección.

La otitis en verano

Cuando se padecen otitis de repetición se debe tener mayor cuidado en las piscinas, no está recomendado el baño. En algunos casos pueden bañarse con tapones en los oídos.

Aunque suele ser más habitual que los niños mayores que acuden a piscinas padezcan alguna vez otro tipo de otitis. Se trata de una otitis externa pero que también causa dolor y está muy relacionada con los baños veraniegos.

Descubre la revista

Lo que más inspira en CharHadas