,

Mi hijo tiene reflujos ¿Qué puedo hacer?

Mi hijo tiene reflujos ¿Qué puedo hacer?

Casi el 50% de los bebés padecen reflujo gastroesofágico en sus primeros meses de vida. Su aparato digestivo aún no está desarrollado del todo y no puede digerir todo el aliment...

Casi el 50% de los bebés padecen reflujo gastroesofágico en sus primeros meses de vida. Su aparato digestivo aún no está desarrollado del todo y no puede digerir todo el alimento. Esto produce una alteración en su funcionamiento que lleva al bebé a regurgitar.

Lo más normal es que el pequeño tenga reflujos en los primeros 4 meses de su vida. No hay por qué alarmarse ya que es un trastorno transitorio que suele mejorar entre los 12 y 18 meses de vida del pequeño.

La lactancia materna puede servir de ayuda para disminuir este trastorno. Además, evitar la obesidad es una de las formas de prevenir el reflujo en niños más mayores. Los expertos recomiendan que durante la etapa infantil la dieta sea baja en chocolate, grasas y picantes ya que pueden afectar de forma negativa al aparato digestivo de los pequeños.

Aquí os damos algunos consejos que os pueden ayudar a prevenir o al menos disminuir el reflujo en vuestros hijos:

  • Controla las tomas de tu bebé. A veces es mejor aumentar la frecuencia disminuyendo la cantidad en cada una.

  • Evita en el pequeño las posturas en las que está semi-sentado.

  • En ocasiones especiales, y siempre bajo la supervisión de un especialista, puede introducirse algún cambio en la alimentación.

Y recuerda que siempre, ante cualquier duda consulta con tu pediatra. Cualquier medicación debe hacerse con supervisión de un especialista.

Descubre la revista

Lo que más inspira en CharHadas