,

Cómo elegir electrodoméstico

Cómo elegir electrodoméstico

Hay un montón de factores que tenemos que tener cuenta a la hora de elegir un electrodoméstico. No es lo mismo cuando recién casadas montamos ilusionadas nuestra casa que cuando...

Hay un montón de factores que tenemos que tener cuenta a la hora de elegir un electrodoméstico. No es lo mismo cuando recién casadas montamos ilusionadas nuestra casa que cuando han pasado los años, la casa se nos ha llenado de niños y los electrodomésticos deciden romperse todos a la vez. Estoy convencida que la caducidad de todos ellos van a la par.

Hay muchas más cosas a parte del presupuesto que tenemos que tener en cuenta a la hora de elegir los nuevos electrodomésticos:

  • Presupuesto: Es nuestra primera consideración, así que una vez marcado el precio tendremos que buscar la mejor oferta. El mismo electrodoméstico lo podemos encontrar a distinto precio en distintos comercios. Siempre hay ofertas y promociones. Una vez que tengamos claro lo que estamos buscando estaremos pendiente de la mejor oportunidad.
  • Tamaño de la familia: Siempre piensa en la familia que tienes y también con vistas al futuro. Los electrodomésticos suelen tener una vida muy larga y sería una lástima tener que prescindir de ellos porque se nos han quedado pequeños. Si tu familia es muy numerosa existen lavadoras y neveras de gran capacidad.
  • Estilo personal o de vida: no es lo mismo si te dedicas a la casa todos los días o si haces una compra quincenal, si los niños son pequeños y debes lavar ropa a diario o si apenas pisas la casa. La utilidad que le des y el ritmo de vida que lleves también tendrás que tenerlo en cuenta a la hora de elegir.
  • Espacio: no todos los electrodomésticos tienen un tamaño estándar. Mide muy bien el hueco que dispones para luego no llevarte sorpresas. También encontrarás electrodomésticos pequeños con medidas especiales para cocinas pequeñas. Son muy prácticos los lavavajillas de media carga que podrás poner en cualquier riconcito, siempre y cuando tengas conexión y desagüe, claro.
  • Consumo energético: aprovecha si tienes que cambiar de electrodoméstico para elegir uno que tenga un consumo energético muy bajo. Todos los electrodomésticos vienen marcados con su consumo, el más óptimo es el A++. Si la nevera que tienes es ya antigua verás como ahorras mucho con el cambio.
Descubre la revista

Lo que más inspira en CharHadas