,

Nos gustan los nórdicos

Nos gustan los nórdicos

Avisaron que iban a venir, llegaron y definitivamente se han quedado en muchos hogares españoles. La influencia nórdica en nuestra decoración ya es un hecho. Quizás haya sido l...

Avisaron que iban a venir, llegaron y definitivamente se han quedado en muchos hogares españoles.La influencia nórdica en nuestra decoración ya es un hecho.Quizás haya sido la sabia combinación blanco /madera lo que nos haya cautivado, quizás la decoración sobria y minimalista en muchos casos, o quizás el sabio uso que dan a la iluminación.

Que cada uno se quede con aquello que más le guste o quiera poner en práctica en sus hogares, oficinas o locales comerciales. Aprendamos de su uso del blanco para potenciar la luz…a ellos les falta, a nosotros “nos sobra”, y por eso en España se ha construido y decorado sin tener apenas en cuenta el factor luz: ventanas pequeñas, cocinas oscuras, decoración oscura y recargada……

Si estás cansado de todo ello y quieres renovar tu casa o un ambiente, toma nota de las propuestas que hoy os enseño, todas ellas muy nórdicas.Para empezar, ten en cuenta que el color predominante es su decoración es el blanco.

Para que no resulte extremadamente frío, siempre se combina con madera, tejidos cálidos como lanas, chenillas, terciopelos o fieltros y una iluminación muy estudiada. Hay notas de color, pero son siempre toques; en un artículo decorativo, una pared o un mueble, nunca predomina sobre el blanco.

En la imagen superior, en el salón totalmente blanco el color lo aportan los objetos decorativos, tales como cuadros, cojines, mantas o el revestimiento que se utilice para resaltar un rincón. La luz es indirecta para los ratos de tertulia y lectura y cenital para alumbrar de manera general la estancia.


Fuente Imagen

Si tienes chimenea….es otra cosa. El fuego ya da toda la calidez necesaria en cualquier ambiente, con él te puedes permitir grandes lujos.Aquí se destacó la pared del fondo pintándola de negro, rompiendo a su vez la monotonía del blanco.


Fuente Imagen

¿Notáis la diferencia entre un blanco puro (como el de la imagen anterior) y un blanco roto como el de ésta?. En cuanto dejamos el blanco puro, la calidez aumenta. Y más aún si decoramos la estancia con madera natural como la mesa aquí presentada, cojines en tonos tierra y un armario pintado en gris. La base sigue siendo blanca, pero el resultado es completamente diferente.Para iluminar, unas velas que nunca fallan y dos impresionantes arañas en el techo.


Fuente Imagen

Y vuelta al blanco puro. La luz se multiplica y también se pierden un poco los volúmenes. Por eso es recomendable meter algún objeto o elemento estructural en otro tono. En este caso una silla gris, unos taburetes de hierro negro apilados y una puerta pintada en laca negra rompe con la monocromía.


Fuente Imagen

Rincones de lectura y trabajo luminosos. ¿Cómo?, pintando los parámetros verticales y horizontales en blanco. Pero para que tanta luz no dañe nuestra vista, utiliza una mesa de trabajo en otro color que absorba la luz. La madera es perfecta; es cálida, noble e intemporal.


Fuente Imagen

Y si la mesa también es blanca, puedes colocar una estantería o cajas en otro color.


Fuente Imagen

Las cocinas…¡tan oscuras todas!, y gran culpa es de los arquitectos…que llevan décadas planificando viviendas con cocinas arrinconadas en la parte menos noble de la vivienda, oscuras y estrechas.Si eres el propietario/a de una de ellas, imita a los nórdicos. Ellos no suelen tener cocinas pequeñas, sino grandes, pues son el centro de reunión del hogar, pero siempre les faltará la luz, esa luz que a nosotros “nos sobra”.

Establece un marco blanco puro; paredes, suelos, techo y mobiliario blanco. Son pequeños detalles los que pueden otorgar color y alegría a la cocina sin restarle un ápice de luz, tales como la propia comida o un simple paño de cocina.No tengas miedo a comunicar con un cristal fijo la cocina con el salón, un pasillo o un comedor. Todo ello te dará sensación de amplitud y más luz.


Fuente Imagen

En los dormitorios transmite paz, limpieza….Ocurre lo mismo que en el salón. Cualquier objeto personal dará el toque de color; un libro, ropa, un cojín, una planta….


Fuente Imagen


En los dormitorios de los más pequeños, restamos frialdad con alfombras mullidas, guirnaldas, luces indirectas y con cualquier juguete.


Fuente Imagen

Y por último los cuartos de baño. La gran mayoría hoy en día son espacios interiores y sin luz natural, por eso mismo hay que potenciar la sensación de amplitud y luminosidad. Recurre al mismo truco; un todo en blanco, y para darle un toque de calidez coloca un cuadro con marco de madera, toallas cálidas o incluso colocando una viga de madera en el techo (las venden de imitación muy económicas y fáciles de instalar).

Lo que conseguiréis en todos estos casos será crear espacios luminosos, con sensación de amplitud y muy contemporáneos.En ésta línea de decoración es en la que baso mis proyectos de decoración, por lo que si quieres más ideas inspiradoras no dudes en visitar mi blog o hacerme cualquier consulta, estaré encantada de ayudarte: www.siegfriedinteriorismo.blogspot.com

Descubre la revista

Lo que más inspira en CharHadas