,

La iluminación en la decoración

La iluminación en la decoración

Son muchas las veces que os he insisitido de lo importante que es la iluminación a la hora de decorar un espacio. Por muy bonita que esté decorada una estancia, si la luz no es...

Son muchas las veces que os he insisitido de lo importante que es la iluminación a la hora de decorar un espacio. Por muy bonita que esté decorada una estancia, si la luz no es la adecuada, puede echar al traste todo el trabajo.

Para ello, hay que tener en cuenta varias premisas:

1.-Iluminar con luz cenital sólo aquellos espacios que necesiten luz para trabajar o realizar tareas, como por ejemplo cocinas sobre encimeras, mesas de comedor o frentes de armarios

2.- En el resto de estancias utilizar varios puntos de luces de ambiente, ya sean apliques de pared, lámparas de mesa, leds, velas…todo vale para crear una atmósfera acogedora.

La oferta del mercado hoy en día es tan abundante como creativa. Tenéis desde cestos invertidos convertidos en lámparas, tarros de cristal, pantallas de punto, de tela….etc.

A continuación os propongo con imágenes algunas sugerentes ideas:

En mesas de comedor, no importando el estilo de la misma, una lámpara de araña siempre impacta y decora.


Fuente Imagen

Otro buen ejemplo de que cualquier mezcla vale!, no tengáis miedo a arriesgar!, si tienes una cesta que ya no uses, dale la vuelta y cose a su alrededor cualquier cosa que te guste, flores, pompones, calaveras, cualquier cosa!!


Fuente Imagen

Con una rejilla alrededor y una luz tenue, hasta un granero se convierte en un espacio mágico!


Fuente Imagen

Un toque industrial en esta cocina, con unos taburetes-muelle gigantes y unos focos de cine como iluminación, sobre encimera para iluminar bien la zona de trabajo.


Fuente Imagen

Todo en blanco, desde la mesa hasta la lámpara, de cuentas de nácar, increíblemente cálido para prevalecer un color frío como es el blanco.


Fuente Imagen

Algo original….en punto, en cualquiera de sus vertientes, ahora que llega el frío…a tejer!


Fuente Imagen

Teje y sigue tejiendo hasta cubrir el casquillo y el cable por completo, luego busca un enchufe y algo donde agarrarlo (una escalera te puede valer!), y verás que maravilla.


Fuente Imagen

Aquí son las lámparas de techo las que decoran todo el vestíbulo. Al ser negras y el resto blanco llaman la atención y rompen la monotonía del blanco junto con la alfombra.


Fuente Imagen

De telas distintas y a alturas diferentes, en conjunto lucen espectaculares y por separado también.


Fuente Imagen

En las 3 siguientes imágenes podréis comprobar cómo una lámpara por sí misma puede otorgar romanticismo y encanto a una habitación, ya sea una encimera de cocina, una buhardilla o un cuarto de baño. Al ser todo el entorno blanco, las pantallitas cada una diferente, resaltan aún más.


Fuente Imagen

Majestuoso, blanco y madera, y como colofón una lámpara araña desnuda, con las bombillas vistas…no se puede pedir más.


Fuente Imagen

Con tanto encanto que se podría poner en cualquier sitio!; una habitación infantil, un despacho, una entrada, o como en este caso, en una cocina. Es una talla de arcilla con una pantallita en lana.


Fuente Imagen

Y para terminar, una imagen que nos alegrara el día.


Fuente Imagen

Recordar; cualquier cosa vale!. Hasta la semana que viene.

Descubre la revista

Lo que más inspira en CharHadas