,

DelPozo por Josep Font

DelPozo por Josep Font

Me encanta Josep Font, él, y por supuesto también su ropa, que realmente es como él. No le conozco, pero proyecta esa imagen que me resulta tan atractiva, a medio camino entre l...

Me encanta Josep Font, él, y por supuesto también su ropa, que realmente es como él.

No le conozco, pero proyecta esa imagen que me resulta tan atractiva, a medio camino entre la timidez y cierto narcisismo, hay muchos retratos suyos, casi siempre al lado de una modelo perfecta vestida por él, desde su larga y afilada estatura parece respirar el aroma de su creación, enamorado y protector.

Romántico, melancólico, misterioso, como su ropa.

Le echábamos de menos.

Su primera colección para JESÚS DEL POZO, rebautizado como DELPOZO, inauguró la pasada Pasarela Cibeles y fue maravillosa, no esperábamos menos de él.

Es justicia poética que haya vuelto y que su llegada marque un momento importante, por el ser el primer diseñador que continua con una Casa de Moda española, después de la desaparición del diseñador que le puso nombre.

Una colección vaporosa, llena de delicadeza y cuidada al detalle, en la que Font no renuncia a su personalidad, aunque recupera volúmenes propios de JESUS DEL POZO y se trae el aire de París y su Alta Costura a Madrid, demostrando que en Pasarela Cibeles es posible ver algo así, de esta calidad, tanto creativa como de ejecución

Presentada en el Parque del Capricho, las modelos desfilando sobre un entarimado de madera entre las fuentes y con música en directo, es una colección con una vocación muy clara de trascender al mercado o a las editoriales de moda.

El objetivo es hacer de DELPOZO una marca internacional, apostando porque la Moda, en tiempos convulsos, oscilará entre lo muy comercial y lo elitista, sin muchos términos medios.

FONT decide pertenecer al segundo grupo, con un estilo a medio camino entre el Prêt-à-Porter y la Altura Costura, que han denominado “Prêt-à-Couture”.

Después una carrera llena de éxito, con Boutiques abiertas en Madrid, Barcelona y París y de lograr desfilar varias temporadas en la Alta Costura de París, los problemas con su socia acabaron provocando que abandonara su firma hace dos años.

Y se produjo la paradoja que sufren otros diseñadores, el más reciente JOHN GALLIANO, forzosamente apartados de la marca que crearon y, lo que es peor, sin poder diseñar con su propio nombre y apellidos, legalmente en manos de terceros.

Pero ahora ha vuelto, retomando sus pasos, por la puerta grande, y con él ha vuelto elromanticismo, esperamos que para quedarse.



www.delpozo.com

Descubre la revista

Lo que más inspira en CharHadas