,

La independencia del hijo adolescente

La independencia del hijo adolescente

Es un tema complicado porque la adolescencia es una etapa muy vulnerable para las personas por la gran importancia que le dan a los parea y la influencia que estos tienen sobre...

Es un tema complicado porque la adolescencia es una etapa muy vulnerable para las personas por la gran importancia que le dan a los parea y la influencia que estos tienen sobre ellos.

Etapa que además se caracteriza por la búsqueda de experiencias nuevas en la que se piensa que nada malo puede sucederles y que se arriesgan para probar y ver qué sucede.

Sin embargo, la independencia del adolescente no sólo pasa por ampliar horarios, negociar y hablar las normas de casa, dejarlos salir solos y permitirles cada vez mayor número de actividades sin la compañía del adulto, entre otras.

Sino que también pasa por permitirles ser cada vez más personas diferentes a los padres, con algo de ellos pero diferentes; es decir, con intereses, gustos, amigos y actividades propias, algunos y algunas compartidas con los padres y los familiares pero otras totalmente diferentes.

La independencia del adolescente pasa también por permitirles que tomen decisiones propias, dándoles nuestra opinión y mostrándoles las posibles consecuencias y peligros pero dejándoles que decidan ellos.

Un ejemplo de esto puedo ser cuando nuestro hijo adolescente decide no estudiar Derecho a pesar de tener una familia en la que tanto su padre como tíos y abuelos lo son, por ejemplo.

Esto supone lograr comprender que no son una extensión nuestra sino una persona con deseo propio que se debe hacer su propio camino a medida de sus necesidades, fortalezas e intereses.

Supone comprender que no han venido al mundo para complacer a los padres y obedecerles con los ojos cerrados, supone escuchar y aceptar sus opiniones e ideas por diferentes que sean.

Pero a la vez supone para los padres un reto: no pueden abandonarlos a su suerte ni puede dejar de estar ahí, de acompañar y de ser un referente para ellos a la vez que deben tomar la distancia suficiente para dejarlos ser, salir de casa y explorar el mundo.

Hay que darles herramientas para que sepan manejarse solos, cómo hacer frente ante situaciones diversas, qué hacer y cómo actuar, a dónde ir o a quién llamar, permitiéndoles acercarse y alejarse todas las veces que les sean necesarias.

Yezenia González Robaina
Psicóloga-Psicoterapeuta
www.crececonyeze.com
yeze@crececonyeze.com

Móvil: 618050333

Descubre la revista

Lo que más inspira en CharHadas