,

Consejos generales durante el embarazo

ALIMENTACIÓN Durante el embarazo la alimentación debe ser completa y variada para conservar tu salud y la de tu hijo. Debes llegar al embarazo con la mejor salud posible, unos ...

  • ALIMENTACIÓN

Durante el embarazo la alimentación debe ser completa y variada para conservar tu salud y la de tu hijo. Debes llegar al embarazo con la mejor salud posible, unos niveles correctos de hierro y folatos, y un adecuado peso corporal. Se considera que a lo largo del embarazo tu peso aumentará entre 9kg y 12kg.

Así mismo, debes evitar la carencia de determinados nutrientes y potenciar la ingesta de alimentos ricos en ácido fólico, yodo, magnesio, vitaminas A y ácidos grasos esenciales para favorecer un desarrollo y crecimiento correcto del feto.

Se recomienda:

- Realizar cinco comidas al día y evitar los ayunos prolongados. No salgas nunca de casa en ayunas para evitar las naúseas, mareos y sensación de fatiga. En cuanto a la cena, se recomienda que esta sea temprano para ayudar a hacer la digestión antes de irse a la cama.

- Cocinar los alimentos a la plancha, al horno, hervidos o al vapor, sobre todo si presentas un aumento de peso excesivo.

- Aumentar el consumo de frutas, verduras, pan (preferentemente integral), pasta y legumbres.

- Tomar entre medio y un litro de leche diario (preferiblemente desnatada), o su equivalente en yogur o queso fresco.

- Reducir el consumo de alimentos ricos en grasa de origen animal (tocino, mantequilla, embutidos) así como aquellos con azúcar como pasteles, dulces, chocolate, caramelos…especialmente los de producción industrial.

- Se desaconseja el café, el té y las colas.

En las embarazadas con toxoplasma negativo deberán tener ciertas precauciones:

- Carne bien cocinada, hervida o a la plancha.

- Verduras y frutas bien lavadas.

- Ingerir leche pasteriurizada.

- Embutidos crudos o poco curados congelarlos al menos 24horas antes de su ingesta.

- Evitar contacto con gatos domésticos que salgan al exterior, así como evitar manipular sus heces o terrarios. En los casos en que haya contacto, limpiarse bien las manos con agua y jabón.

  • EJERCICIO FISICO

El ejerció físico no sólo está indicado durante el embarazo, sino que está recomendado. Si antes del embarazo llevabas una vida sedentaria deberás comenzar con una actividad física de baja intensidad e ir aumentando gradualmente.

Debes tener en cuenta que en esta época hay más tendencia a fatigarse y una menor tolerancia al ejercicio físico por lo que se recomienda realizar una actividad de intensidad moderada como pasear, natación, pilates o gimnasia para embarazadas. Se recomienda realizar ejercicio regular (al menos 3 veces a la semana), con una intensidad moderada, previo calentamiento, y asegurándote que no excedes las 140 pulsaciones/minuto. En este caso, deberás detenerte y concentrarte en la respiración.

  • ALCOHOL, TABACO Y DROGAS

Durante el embarazo debes evitar el consumo de bebidas alcohólicas y drogas de cualquier tipo ya que son perjudiciales tanto para tu hijo como para ti. Igualmente el tabaco está contraindicado durante el embarazo por lo que si eres fumadora deberías dejar de fumar.

  • MEDICAMENTOS Y RADIACIONES

Debes evitar la toma de cualquier medicamento que no haya sido previamente prescrito por tu médico. Así mismo, debes evitar la exposición a productos tóxicos y radiaciones que pueden ser peligrosas para tu hijo (especialmente durante el primer trimestre). Solamente se harán las exploraciones estrictamente necesarias y/o indicadas por un médico y con la protección adecuada.

  • VIAJES

Los viajes en general no están contraindicados, si bien es recomendable que éstos sean a zonas donde los servicios sanitarios sean accesibles. Deberás realizar descansos o paradas para estirar las piernas y dar paseos cortos. Sólo al final del embarazo deberás evitar los viajes largos.

No existe indicación para realizar traslados en avión, pero es conveniente consultar en caso de gestación avanzada ya que algunas compañías aéreas pueden tener restricciones al respecto.

  • TRABAJO

En principio si el embarazo cursa de forma normal no es necesario que dejes de trabajar hasta el octavo mes de gestación siempre que no cause fatiga física o psíquica excesiva. A partir de ese momento deberás reducir el ritmo de trabajo.

Debes evitar mantener siempre la misma posición durante muchas horas. Se recomienda que pasear unos 10-15minutos cada dos horas e ingerir alimentos ligeros cada dos o tres horas.

Descubre la revista

Lo que más inspira en CharHadas