Arte y Navidad en El Prado

Arte y Navidad en El Prado

Esta semana os proponemos dos capítulos más dentro del Ciclo de la Navidad que iniciamos la semana pasada, en esta ocasión la Visitación y el Nacimiento de Jesús. La Visitación....

Esta semana os proponemos dos capítulos más dentro del Ciclo de la Navidad que iniciamos la semana pasada, en esta ocasión la Visitación y el Nacimiento de Jesús.

  • La Visitación. Cuando el arcángel Gabriel anunció a María que sería la madre del hijo de Dios, también le dice que su prima Isabel está embarazada de seis meses, así que, como relata el Evangelio de San Lucas, María decide ir a visitarla. Cuenta Lucas (1, 39-45) que el encuentro tuvo lugar dentro de la casa de Isabel, sin embargo, todos los artistas han plasmado la escena en el exterior.

imagen asociada al contenido

En este cuadro de Rafael y colaboradores (sala 49 del Museo del Prado) pintado en torno a 1517 las dos mujeres protagonistas se saludan con un sencillo apretón de manos. Llama la atención el avanzado estado de gestación de María (cuando en realidad visitó a Isabel al poco de serle anunciado el embarazo). Observad la diferencia de edad entre ambas (Isabel es mucho mayor y, estéril hasta ese momento, logra, por gracia de Dios, engendrar un hijo de su marido Zacarías).
¿Y los colores? ¿Cuáles son y cuáles os gustan más? ¿Cómo van vestidas y calzadas las mujeres? ¿Dónde creéis que están? ¿Cómo es el paisaje?

Mirad con atención la escena que se produce al fondo, en la parte izquierda del lienzo. ¿La reconoces? Representa el bautismo de Cristo en el río Jordán por parte de San Juan Bautista, hijos de María e Isabel, respectivamente. Podéis comentar cómo este acontecimiento tiene lugar mucho tiempo después, de ahí que se represente al fondo del cuadro, a fin de dar idea de futuro. Este modo de representar acontecimientos separados temporalmente en un mismo lugar resulta habitual en las épocas medieval y renacentista.

  • Nacimiento de Jesús. También es Lucas quien relata cómo, mientras José y María estaban en Belén para empadronarse a raíz de un censo ordenado por Roma, tuvo lugar el nacimiento de Jesús, que quedó establecido el día 25 de diciembre. El escenario cambia según el lugar y el tiempo (una gruta o cueva, un establo o cobertizo) y también el modo en cómo se muestran los protagonistas.

imagen asociada al contenido

Así, por ejemplo, en esta tabla de la Natividad de Hans Memling (sala 58a) pintada hacia 1480, el Niño está desnudo y tumbado sobre el manto de la Virgen, que aparece de rodillas. San José, representado como un señor mayor que, ausente durante el parto, vuelve con una vela para alumbrar el lugar. Pregunta a tus hijos qué otros ‘personajes’ aparecen en la escena: unos ángeles y, por supuesto, el buey y el asno (identificado por lo general con una mula), tan populares en nuestros belenes y que, sin embargo, no aparecen citados en los Evangelios canónicos. Observad también los colores, comentad sobre las actitudes de María, José y los ángeles, ¿les resulta una escena ‘cariñosa’? Hablad de sentimientos, ¿les parece que María se comporta como una mamá? Aprovechad para hablar, si queréis, de vuestra relación maternofilial…

Comparad esa tabla con esta obra de Barocci (sala 49), realizada a finales del siglo XVI, ¿qué hace José? ¿Y María? ¿Hay más comunicación entre el niño y su madre? ¿Cuál es el papel de los animales en la escena? ¿Cuál de los dos cuadros os gusta más y por qué?

imagen asociada al contenido

También en esta ocasión hablaremos en mi blog de fuentes iconográficas y los cambios que se producen en los protagonistas de las escenas a lo largo del tiempo. ¡Allí nos vemos!

Descubre la revista

Lo que más inspira en CharHadas