,

Limpieza de cutis

No sé si soy la única, creo que no, que cada vez encuentra menos tiempo para dedicarse a sí misma. Cosas tan sencillas como concertar una cita con la esteticiene acaban siendo m...

No sé si soy la única, creo que no, que cada vez encuentra menos tiempo para dedicarse a sí misma. Cosas tan sencillas como concertar una cita con la esteticiene acaban siendo misión imposible, con el trajín laboral, familiar y doméstico. Así que algún remedio hay que ponerle.

¿Te falta tiempo para dedicarlo a cuidarte? ¿Te espanta el aspecto de tu piel, por descuidado, cuando te miras al espejo? Pues a continuación vamos a explicar unos trucos para mantener una piel limpia y cuidada.

Como primer consejo, y no por sabido es menos importante, vamos a hacer hincapié en la importancia de desmaquillar la piel de nuestra cara a diario, eliminando cuidadosamente todos los restos de maquillaje, antes de ir a dormir.

Igualmente, recordamos la necesidad de limpiar la cara dos veces al día, por la mañana y por la noche. Es suficiente hacerlo con agua tibia, pero se obtienen mejores resultados con jabones y productos específicos, que no necesariamente tienen que ser carísimos.

Pese a esto, al menos una vez a la semana, o cada 15 días como muchísimo, hay que hacerse una limpieza más en profundidad, de modo que nuestra piel tenga un aspecto fresco, más relajado y menos envejecido. Además, con este gesto ayudamos a que las cremas y demás productos de tratamiento penetren mejor.

Cómo hacer una limpieza de cutis en casa:

  • Extenderemos en la cara leche limpiadora y masajearemos en movimientos circulares.
  • Expondremos nuestro rostro sobre el vapor de una olla con agua hirviendo, con la cabeza cubierta con una toalla, durante 10 minutos.Se puede añadir al agua hirviendo unas hojas de menta (astringente) o de manzanilla (calmante).
  • Eliminaremos, con toallitas o esponjas faciales humedecidas, los restos de leche limpiadora.
  • Aplicaremos tónico, empapando un disco de algodón y con toquecitos por toda la cara.
  • Aplicamos la mascarilla que hayamos elegido, en movimientos circulares y dejándola actuar durante 15 minutos como mínimoo el tiempo que se especifique en el envase.
  • Transcurrido el tiempo, eliminamos los restos de mascarilla con agua tibia, o con toallitas, o ayudados por las esponjitas faciales.
  • Refrescamos la piel con agua fría o cubitos.
  • Aplicamos nuestra crema hidratante habitual y nuestras cremas de tratamiento, que penetrarán mejor al tener la piel perfectamente limpia.

Trucos y recetas de nuestras abuelas con eficacia constatada:

1. Aceite de oliva:El aceite de oliva es un excelente limpiador y desmaquillador. De hecho, cuando todo mi arsenal ha fallado contra los ”pintacaras” de las fiestas de cumpleaños de mis hijos, el aceite de oliva ha acudido al rescate y triunfado.

2. Tónico casero:Un tónico fabuloso es hacer una infusión muy concentrada de manzanilla, durante 10 minutos, sin dejar que llegue a hervir.

3. Para tratar problemas de acné:Para tratar los problemas de acné que podemos tener en momentos puntuales y determinados, o bien los de nuestros adolescentes, podemos preparar una mascarilla de patata, para la que pondremos a hervir dos patatas con piel, que pelaremos, cuando estén muy blandas, bajo el grifo. Después hay que hacer con ellas un puré que mezclaremos con el zumo de un limón y el resultado lo extenderemos sobre la cara, dejándolo actuar durante media hora. Para notar los resultados hay que repetir 3 veces por semana.

4. Mascarilla casera de avena:Una mascarilla fabulosa, que a la vez es exfoliante, se consigue hirviendo leche con avena hasta que espese. Llegado el caso, sirve la avena instantánea, también.Una vez que la hemos dejado templar, podemos aplicarla sobre nuestro rostro, masajeando mucho, en movimientos circulares. Después, se deja actuar durante 15 minutos. La avena es desinfectante y suavizante, por lo que veréis que la piel queda estupenda.

5. Mascarilla casera de yogur y miel: La mascarilla de yogur y miel, que se hace mezclando un yogur con dos cucharadas de miel.La miel es antibacteriana y antiséptica y el yogur previene el envejecimiento prematuro, además de ser muy hidratante. Aplicaremos generosamente la mezcla y dejaremos actuar durante 15 minutos. Después se retira como hemos explicado antes.

6. Exfoliante casero:Y para exfoliar, nada mejor que mezclar una cucharada de azúcar con laleche limpiadora que usamos habitualmente.

Productos que he probado que me atrevo a recomendaros:

  • El Limpiador al agua de Deliplus, que no necesita aclarado y deja una sensación muy fresquita.
  • El spray de agua de avena, también de Deliplus, que es estupendo para fijar el maquillaje, para aplicar sombras en polvo, pero también para refrescar la piel y para obtener una hidratación ligera y rápida. Además es muy barato.
  • Cleasing Foam de Kiko, una espuma limpiadora para pieles sensibles, con una textura muy rica, que consigue una limpieza en profundidad.
  • La mascarilla Nivea Visage con vitaminas, porque es muy hidratante y porque tiene una textura en gel que hace que se aplique muy cómodamente.
  • Mascarilla facial purificante vitaminada Deliplus, qué decir que no hayamos dicho ya de Deliplus. Estupenda y muy baratita.

¿Vosotras tenéis un producto estrella o un “truco de la abuela” para haceros una limpieza de cutis?

Descubre la revista

Lo que más inspira en CharHadas