,

Patatas al horno

Son estupendas para guarnición. Precalentamos el horno a 200º. Escogemos unas patatas más o menos iguales de tamaño, sin muchos picos ni deformaciones. Las fregamos bien con un ...

Ingredientes

- Patatas

- Aceite

- Sal

- Pimienta

Elaboración

Son estupendas para guarnición.
Precalentamos el horno a 200º.
Escogemos unas patatas más o menos iguales de tamaño, sin muchos picos ni deformaciones. Las fregamos bien con un cepillo, quitando bien toda la tierra, que queden bien limpias. Las partimos por la mitad, y, sin partirla completamente, hacemos una especie de cuadrícula en la patata, se ve bien en la foto. Podemos ponerlas en una bandeja o simplemente sobre papel de aluminio. Untamos cada patata con aceite, ponemos un poco de sal y pimienta, y untamos bien, procurando abrir los cuadritos para que entre bien ese aliño en la patata.
Ponemos las patatas boca abajo, es decir, la piel es lo que vemos, y con las manos, salpicamos un poco de agua, para que esa piel quede crujiente.
Bajamos la temperatura del horno a 180º, y según el grosor de la patata, las tenemos unos 30 - 40 minutos. Para comprobar si están cocidas o no, pinchamos un cuchillo.
Si las usamos como guarnición, ponemos una patata por persona, pero también podemos comerlas como plato único.

Descubre la revista

Lo que más inspira en CharHadas