,

Los niños en el Jardín. Juguetes, planes y diversión al aire libre.

Si eres de esas madres todo-terreno que siempre estáis pendientes de que vuestros niños estén mental y físicamente activos, y están ya hartos de las clases extraescolares podemo...

Si eres de esas madres todo-terreno que siempre estáis pendientes de que vuestros niños estén mental y físicamente activos, y están ya hartos de las clases extraescolares podemos aprovechar nuestro pequeño jardín, patio de atrás o parque del barrio para mantenerles siempre mentalmente activos. Y es que el juego desestructurado al aire libre, es el vehículo más natural para que los niños lleguen a desarrollarse completamente tanto a nivel físico, emocional e intelectual. Se considera que el tiempo que los niños pasan al aire libre favorece a su imaginación, su empatía y su forma física. Solo hacen falta algunos pequeños retoques en tu jardín para que se convierta en el lugar idóneo de juegos al aire libre, o juegos infantiles sencillos para niños para tus hijos. Y aquí tienes ocho maneras sencillas de hacerlo.

1. INCLUYE ELEMENTOS QUE PUEDAN MANIPULAR
Darles la capacidad de aplastar, dar forma y cambiar la consistencia de las sustancias en un arenero o una zona de agua, (si no contamos con un arenero, cualquier tipo de tierra valdrá) o incluso una pequeña piscina de plastico o la piscina del barrio. Puedes surtirles con cubos, palas, cucharas para remover... Este tipo de actividad ayuda al correcto desarrollo de sus virtudes en los ámbitos del razonamiento matemético, con tareas como medir, sumar, restar e incluso con conceptos más elaborados como masa y volumen.

2. DEJA QUE CREAN SUS PROPIAS HISTORIAS MÁGICAS
Los niños tienen una capacidad impresionante de poder transformar las cosas más insignificantes como palos, hojas, piedras o ladrillos o cualquier otra cosa, ya sea puentes, varitas mágicas, espadas de juguetes, personas y animales. Cuanto más sencillo el elemento, más permite volar su imaginación. Una buena imaginación es precursora de una buena capacidad para llevar a cabo roles, que mejoraran su capacidad literaria, de expresión, lenguaje y habilidades sociales, como negociar, persuadir o compartir.

3. MATERIALES CON LOS QUE CONSTRUIR FUERTES
Completa tu jardín o terraza con materiales con los que puedan construír. Planchas de madera, troncos, palos, material de tejado, tejas, cuerdas... Enseñales a recoger ramas caídas y ponles cajas de cartón viejas con las que puedan trabajar. Explícales que pueden utilizar estos materiales pero no les expliques como. Que salga de su imaginación y capacidad resolutiva. Construír su propia guarida desde los ocho años hasta los once, sirve como puente entre la seguridad del hogar y su necesidad de probar la sensación que les provoca la independencia en el mundo exterior, fuera de casa. Además enfatiza en conceptos físicos como el equilibrio, la estabilidad y la fuerza. Y si no tambiñen podras hacerlo en una escapada a las cabañas de lujo de Ekopod.

4. CAMBIOS QUE PUEDAN OBSERVAR
Incitar a los niños a ayudar a plantar cosas en el jardín, especialmente con variedades vegetales que cambian durante las estaciones, ya sean comestibles como tomates, hierbas aromáticas o frutos... o simplemente para disfrutar de ver brotar las flores. Ver cambiar los cambios de estación en estación, además de cuidarlas, no solo les enseñará los ciclos naturales que según numerosos estudios ayudan a controlar los TDA y TDAH, aumentando la capacidad de concentración, gratificación prolongada en el tiempo y autodisciplina. Os proponemos que o bien compréis una huerta portátil en Verdecora o bien que colaboréis con la Fundación Carmen Pardo Valcarce con las huertas solidarias en las que crecer vegetales y flores para tu familia.

5. INCITA QUE LOS NIÑOS OBSERVEN A LOS ANIMALES
Los animales son clave a la hora de construír empatía en los niños, especialmente en niños con edades desde los cuatro años hasta los siete. Es fácil crear un lugar abierto para pájaros que puedan visitar nuestro jardín colocando pequeñas casitas de pájaros con frutas y agua, les ayudarán a saber respetar la naturaleza y sus habitantes. Una visita al Zoo también podrá marcar la diferencia.

6. DEJA QUE TOMEN RIESGOS Y VIVAN SUS PROPIAS AVENTURAS
Evidentemente queremos que nuestros niños jueguen seguros y no corran peligros, pero los niños necesitan saber como tomar riesgos antes de hacerse adultos. Considera añadir pequeños saltos, columpios, toboganes donde poder deslizarse... Estate segura de tener superficies blandas, hierba, o los materiales específicamente preparados para ello. Permite que los niños se involucren en tema de los juegos duros de empujarse, deportes de contacto. Una inversión será incluir en el jardín pelotas, hula hoops, cuerdas para saltar... todo para apostar por deportes activos.

7. UN LUGAR SECRETO DONDE ESCONDERSE
Aún no se ha podido descubrir la razón por la que los niños tienen la necesidad de tener lugares secretos donde poder encontrarse en su niñez. Pero lo que queda claro es que es bueno para su corazón. Un lugar secreto es idóneo para contemplar actividades como la escritura, pensar, observar las nubes, y también jugar al escondite. Los lugares donde esconderse podrán ser naturales (como un arbusto o un árbol) pero tambien hechos a mano como un pequeño cobertizo, una casita de jardín... puedes ver las de Kids Crooked House o las de Luxury Small World.

8. IMPULSAR SU CREATIVIDAD
Puedes colocar o bien un caballete o bien un tamblén donde los niños puedan pintar o dibujar. Incluso puedes fabricar una pizarra con pintura específica para ello sobre cualquier superficie (de venta en Leroy Merlin) que también podrán usar como verja de su fuerte secreto. Además podrán dibujar a los pájaros o animales que ven, los colores del cielo y los árboles. Los dibujos para pintar son divertidos y un plan fácil y barato para hacer con los niños. Y por qué no... ¡organiza una fiesta de la espuma!

Y si los niños se ensucian, no te preocupes, ensuciarse es bueno, les garantiza una correcta manera de desarrollarse y ser lo más creativos posibles... lo que no se quite en la lavadora.

Descubre la revista

Lo que más inspira en CharHadas