,

Todo sobre el pelo del bebé

Todo sobre el pelo del bebé

¿Sabes cómo cuidar el pelo de tu bebé? ¿Cuándo y cómo lavárselo? ¿Qué productos usar? ¿Y qué características tiene cuando nace? Hoy te desvelamos todos los secretos del pelo de ...

¿Sabes cómo cuidar el pelo de tu bebé? ¿Cuándo y cómo lavárselo? ¿Qué productos usar? ¿Y qué características tiene cuando nace? Hoy te desvelamos todos los secretos del pelo de los reyes de la casa.

No importa si nace sin pelo, o si lo hace con una ligera pelusilla o una buena mata de pelo: el cabello que el bebé tiene al nacer (o el primero que le sale) se cae para dar paso al cabello definitivo. Es muy normal que los bebés nazcan sin pelo, según los expertos lo más probable es que se deba a razones genéticas. Otro factor importante a la hora de que tenga pelo o no cuando nace, es la edad a la que nacen: los bebés prematuros suelen tener menos pelo que los que nacen cuando estaba previsto. Pero eso no significa, como a veces se oye, que de mayores vayan a ser calvos o a tener menos pelo, no tiene nada que ver.

El pelo del bebé es temporal, y poco a poco se va sustituyendo por el definitivo. Al igual que ocurre con el color de los ojos, que nazca con un color de pelo, o que lo tenga liso o rizado, no es fiable: el pelo o la pelusilla de los primeros meses de vida no da muchos datos sobre cómo será su cabello en el futuro, hasta el año y medio o los dos años no lo sabremos, y aún así, muchos bebés que nacen rubios y que mantienen el tono rubito durante la infancia, de mayores tienen el pelo más oscuro.

Si observas que el pelo se le cae mucho, no te preocupes, ya que el pelo se va cayendo durante los primeros meses y se va reemplazando poco a poco por el definitivo. Y esto ocurrirá a lo largo de toda la vida, ya que el pelo se renueva constantemente.

Para peinarle utiliza siempre un cepillo de cerdas suaves específico para bebés, ya que si le peinamos con uno delos cepillos o peines que usamos para nosotras, podemos dañar sin quererlo la delicada piel de su cabecita. No es necesario que se lo laves todos los días, con hacerlo cada dos o tres días, con un champú específico para bebé que sea neutro y muy suave es suficiente.

Y para secárselo después del baño, no hace falta utilizar el secador, que además puede quemarle fácilmente y asustarle con el ruido. Como la mayor parte de los bebés tiene una pelusita suave, suele ser suficiente secarlo cuidadosamente con una toalla. Pero si decides utilizar el secador, hazlo a la mínima potencia, a baja temperatura y mantenlo al menos a cuarenta centímetros de su cabeza.

Descubre la revista

Lo que más inspira en CharHadas