,

Nutrición durante el embarazo: ¿verdadero o falso?

Nutrición durante el embarazo: ¿verdadero o falso?

Cuando estamos embarazadas nos encontramos con cantidad de consejos que, o bien vienen de la llamada “sabiduría popular” (que, en ocasiones, es más “ignorancia popular”), o de l...

Cuando estamos embarazadas nos encontramos con cantidad de consejos que, o bien vienen de la llamada “sabiduría popular” (que, en ocasiones, es más “ignorancia popular”), o de las personas que tenemos a nuestro alrededor, que pese a hacerlo con su mejor intención, a veces no saben de lo que hablan.

Llevar una alimentación sana, variada y equilibrada es importante siempre, pero si cabe más aún durante el embarazo, cuando el bebé se está formando y tiene que recibir los nutrientes adecuados para desarrollarse correctamente. Por eso hoy hemos querido recopilar los mitos más extendidos sobre la alimentación durante el embarazo, para despejar cualquier duda que podáis tener nuestras haditas futuras mamás. ¡Vamos a ello: verdadero o falso!

¿Tengo que comer por dos?

Falso. Tienes que comer mejor, ya que las necesidades de proteínas y minerales aumentan durante el embarazo, pero no comer el doble. Lo importante es seguir una dieta que sea equilibrada y variada, en la que importa mucho más la calidad de los nutrientes que su cantidad. Si tienes cualquier duda, consulta a tu médico: él te dirá qué y en qué cantidades debes comer.

¿La comida picante hace daño al bebé?

No tiene por qué: si antes del embarazo el picante no te sentaba mal, no hay ninguna razón para que le haga mal a tu bebé. Lo único que tienes que tener en cuenta a la hora de comer algo picante es que puedes tener acidez de estómago.

¿Es cierto que no puedo comer carne cruda?

Sí, totalmente. Mientras estés embarazada, olvídate de comer carne cruda o poco hecha, embutidos y lácteos sin pasteurizar, y ocurre lo mismo con el pescado crudo (¡nada de comida japonesa!) y las verduras sin limpiar. ¿Y por qué? Pues la explicación es muy sencilla: en los alimentos crudos es frecuente que haya bacterias como por ejemplo la listeria, que pueden provocar enfermedades peligrosas durante el embarazo.

¿Es cierto que no importa cuántos kilos engorde?

No, es falso. Lo ideal es engordar, durante todo el embarazo, entre nueve y quince kilos, alrededor de un kilo o kilo y medio por mes. Eso sí: estas cifras son orientativas, y dependen mucho de tu constitución, peso y altura. Lo que sí es cierto es que es tan malo engordar demasiado como demasiado poco. Si no llevas una dieta completa, al bebé pueden faltarle nutrientes fundamentales para su correcto desarrollo, lo que podría suponer que al nacer esté por debajo de su peso. Pero si engordas mucho, el exceso de azúcar y grasas puede favorecer que haya dificultades en el parto y problemas de obesidad y diabetes en el bebé.

¿Si tengo un antojo y no le hago caso mi bebé nacerá marcado?

En absoluto, ¡olvídate! Todas las embarazadas sienten caprichos irrefrentables conocidos como antojos, pero no tienen nada que ver con que el bebé tenga cualquier tipo de marca. Es muy normal que durante el embarazo cambien los gustos en la comida, pero esos antojos nunca afectarán al bebé.

Descubre la revista

Lo que más inspira en CharHadas