,

No consigo quedarme embarazada

No consigo quedarme embarazada

Seguro que conocéis algún caso de una pareja que está loca por tener un bebé… pero no hay manera de que ella se quede embarazada. O, quizá, os ocurre a alguna de vosotras. Una v...

Seguro que conocéis algún caso de una pareja que está loca por tener un bebé… pero no hay manera de que ella se quede embarazada. O, quizá, os ocurre a alguna de vosotras. Una vez que nos ponemos a ello, a muchas mujeres nos ocurre: la concepción, sobre todo cuando llega una determinada edad, no es tan sencilla como esperábamos. Todos sabemos que la fertilidad se reduce con la edad, y que cuanto mayor es la pareja, más cuesta concebir. Y como todo en esta vida, el agobio y el estrés por no conseguirlo es aún peor: en ocasiones se vuelve una misión casi imposible.

Si es tu caso, sobre todo intenta estar lo más tranquila posible y no sentirte mal: uno de los factores más importantes cuando buscamos un bebé es estar tranquilo, manteniendo el ánimo bien alto, y con una buena predisposición emocional. Si además cuidamos bien nuestros hábitos de vida, estamos en forma y evitamos factores negativos como el consumo de alcohol y tabaco, aumentaremos mucho las posibilidades de quedarnos embarazadas.

Los cuatro factores más importantes a tener en cuenta son los siguientes: la dieta, el peso, la forma física y el ciclo fértil. Una alimentación variada, rica y equilibrada mantendrá tu cuerpo sano y a punto para concebir. Además, si tomas suplementos de ácido fólico unos tres meses antes de empezar a intentarlo reducirás las probabilidades de que el bebé sufra malformaciones. Abusa de las frutas y verduras, controla las grasas y los hidratos de carbono, e intenta hacer cinco comidas, todas ellas sanas y equilibradas. ¡y no olvides que el desayuno es la comida más importante del día!

El peso también es importante, ya que el sobrepeso influye de forma negativa sobre la fertilidad. Además, cuando el exceso de peso es importante existe un mayor riesgo de aborto y de complicaciones durante el embarazo.

Los expertos confirman que una vida sedentaria también afecta a la fertilidad: los beneficios de hacer ejercicio son muchos, pero además son importantes si estás intentando quedarte embarazada. Intenta hacer ejercicio al menos tres veces por semana, durante media hora: no sólo te lo agradecerá tu figura, sino que estarás más relajada y tranquila y te costará menos quedarte embarazada.

Por último, si controlas tu ciclo menstrual y calculas tus días fértiles multiplicarás las oportunidades de conseguir un embarazo.

Y ten muy en cuenta los factores negativos que influyen a la hora de quedarse embarazada: como ya os hemos comentado, el tabaco y el alcohol disminuyen la fertilidad femenina, así como la calidad del esperma. ¡Evitadlos los dos! Ocurre lo mismo con las drogas e incluso con algunos medicamentos: si estáis intentándolo y no lo conseguís, consultad con el médico si estáis tomando alguna medicina, aunque parezca de lo más inocente o sea sin receta médica.

Recuerda que el estrés es tu peor enemigo: olvida los agobios y deja que las cosas fluyan… verás como cuando menos te lo esperas, ¡llegará la gran noticia! Y nos encantaría que la compartas con nosotras...

Descubre la revista

Lo que más inspira en CharHadas