Les Parfums d'Hiver: lo último de Givenchy para estas Navidades

Les Parfums d'Hiver: lo último de Givenchy para estas Navidades

Las Navidades son posiblemente mi época favorita del año, por muchos motivos. Uno de ellos es la cantidad de ediciones limitadas y ediciones especiales que lanzan las marcas de ...

Las Navidades son posiblemente mi época favorita del año, por muchos motivos. Uno de ellos es la cantidad de ediciones limitadas y ediciones especiales que lanzan las marcas de belleza: maquillajes que son casi joyas, perfumes reinventados en clave de Navidad… y esto va muy ligado con la idea de encontrar ese detalle tan especial que sabemos que le va a encantar a alguien. Hoy el tema va de perfumes: la colección Les Parfums d’Hiver de Givenchy, que la firma ha reinterpretado inspirándose en la blancura poética que envuelve a un palacio de invierno, y sumergiéndose en los universos de dos de sus fragancias míticas, Ange ou Démon le Secret y Very Irrésistible.

La presentación es preciosa en ambos casos: como si la nieve se hubiera posado a los pies del frasco original, un degradado de escarcha se eleva hasta la tapa. El estuche, ambarino y empolvado con un efecto nevado, recuerda el contraste entre el calor reconfortante del fuego de una chimenea y el frescor de los cristales de escarcha. Es la magia del invierno, que invita a probar los perfumes.

En Ange ou Démon Le Secret Santal d’hiver, la faceta luminosa del perfume adquiere notas más cálidas, sensuales y envolventes. En la salida las notas de arándanos y té verde se abren sobre un acorde afrutado, que da paso a un jazmín sambac luminoso. Onírico, muy femenino y cautivador, el sándalo entibia el fondo del perfume con su suavidad.



Por su parte, Verry Irrésistible cèdre d’hiver es como un torbellino de nieve bajo la luz, con notas de magnolia verdes y frescas y brotes de grosella negra, que se mezclan con el ímpetu del anís estrellado. La rosa, la nota más femenina y distintiva del perfume, se bordea de escarcha, y desprende la luz chispeante de una madera de invierno: el cedro de Virginia y el cedro Atlas, con un final de sándalo e inciensos cálidos y mágicos.



Las dos fragancias estarán disponibles sólo durante este invierno, por un precio de 68,84 €. ¡Yo ya me las he pedido!

Descubre la revista

Lo que más inspira en CharHadas