,

Retoques Lunch Time

Retoques Lunch Time

Lo reconozcamos o no, todas nos preocupamos por nuestra imagen, y a todas nos gusta vernos lo mejor posible: más jóvenes (sin arrugas o líneas de expresión, flacidez, descolgami...

Lo reconozcamos o no, todas nos preocupamos por nuestra imagen, y a todas nos gusta vernos lo mejor posible: más jóvenes (sin arrugas o líneas de expresión, flacidez, descolgamiento…), con mejor cara (fuera manchas, piel apagada y signos de cansancio y envejecimiento), y, si es posible, mejorando algunos pequeños defectos. Más que nunca cuando se acercan las Navidades, llenas de compromisos sociales y celebraciones: queremos estar lo mejor posible.

Cuando se acerca la Navidad, muchas mujeres se preguntan: ¿qué me puedo hacer? ¿puedo mejorar un poquito de cara a las Fiestas? ¿adónde voy? Y todas, en general, coinciden en lo mismo: lo que buscan son pequeños retoques que no sean muy evidentes, que tengan un resultado natural, sean lo menos invasivos posible y tengan efectos rápidos. ¡Y no piden imposibles! Hoy en día la medicina estética tiene soluciones a la carta para todo el mundo, y los tratamientos mínimamente invasivos, que no necesitan recuperación (o casi) y que permiten lucir nuestra mejor cara con el mínimo esfuerzo están a la orden del día.

Por eso hoy, por si alguna de vosotras estáis pensando en haceros algún retoque de cara a las Navidades, quiero contaros tres de los tratamientos exprés del Instituto Médico Láser (posiblemente, mi centro médico estético favorito) para estas Fiestas, que han bautizado con el nombre de retoques “lunch time”, porque pueden hacerse incluso a la hora de comer, sin ingresos hospitalarios, sin tiempo de recuperación y en una sesión.

El primero de ellos es la mesoterapia antiageing, que consigue efectos inmediatos de luminosidad, hidratación y revitalización. Consiste en la infiltración por medio de inyecciones de un cóctel personalizado de vitaminas, aminoácidos, minerales, agentes antirradicales, coenzimas y ácidos nucléicos, a los que se añade el ácido hialurónico para nutrir, hidratar y revitalizar en profundidad la piel. Por 200 € y en una sola sesión, piel nueva e intensamente tratada.

Con la luz roja fría de Diodo conseguirás, en sólo 48 horas, una revitalización visible y prolongada, que además de aportar luminosidad y firmeza y reducir las arrugas recupera la elasticidad del rostro y cierra los poros. La sesión tiene un precio de 240 €.

Si cuentas con más tiempo, en siete días notarás los efectos del tratamiento con factores de crecimiento plaquetario (de los que ya hablamos hace poco), que no sólo revitaliza y aporta luminosidad, sino que rejuvenece la piel a largo plazo. El precio de una sesión serían 300 €.

¿Qué os parecen los retoques lunch time?



www.iml.es

Descubre la revista

Lo que más inspira en CharHadas