Tratamiento con plasma rico en factores de crecimiento

Tratamiento con plasma rico en factores de crecimiento

La semana pasada tuve la oportunidad de ver, en vivo y en directo, cómo se hace el que posiblemente es el tratamiento estrella hoy en día dentro de la medicina estética antiagin...

La semana pasada tuve la oportunidad de ver, en vivo y en directo, cómo se hace el que posiblemente es el tratamiento estrella hoy en día dentro de la medicina estética antiaging, en uno de los mejores centros de Madrid, la clínica Planas Day: el tratamiento con plasma rico en factores de crecimiento, que se conoce como PRGF. ¿Sabéis en qué consiste?

El tratamiento con plasma rico en factores de crecimiento es uno de los más eficaces hoy en día, y tan seguro que se puede hacer incluso en embarazadas. Se emplea en muchas áreas de la medicina, no sólo en estética: en traumatología, neurología… Rafa Nadal, por ejemplo, se ha sometido a él para regenerar el tejido de sus rodillas, y lo mismo está haciendo el futbolista Xavi. Y es que la clave de este tratamiento es que es capaz de regenerar las células y los tejidos, utilizando los factores de crecimiento (es decir, las proteínas) presentes en la sangre del propio paciente. ¿No os parece una maravilla?

¿Y qué se consigue con él? Estimular, potenciar y acelerar la regeneración de los tejidos. En estética, se consigue un rejuvenecimiento integral de la piel del rostro, el cuello, el escote y las manos. Las arrugas se atenúan, y aumenta la tersura de la piel, mejorando además muchísimo su calidad.

El proceso requiere de una alta tecnología, pero realmente es muy sencillo: basta con extraer al paciente sangre, separar (mediante un equipo técnico que centrifuga la sangre) la parte que interesa, y luego inyectar el plasma rico en factores de crecimiento en las zonas a tratar, para estimular su regeneración desde dentro. El tratamiento dura aproximadamente una hora, y para que no moleste nada (no hablo de dolor porque las inyecciones son con una aguja tan fina que casi no se ve, es como un pelo), se aplica en la zona a tratar una crema anestésica. La paciente a la que pude ver haciéndose el tratamiento no sólo no se quejó, sino que estaba de lo más relajada tumbada en la camilla mientras la doctora se dedicaba a inyectarle el plasma.

Según la doctora Inma Sanchez-Bejo, responsable del departamento de Medicina Estética Facial de Planas Day, este tratamiento es muy recomendable a partir de los 35 años para ralentizar el envejecimiento de la piel, y a partir de los 45, si lo que se busca es regenerar los tejidos. El número de sesiones y su periodicidad depende mucho del grado de envejecimiento de la piel, pero normalmente se recomienda someterse a entre 3 y 4 sesiones el primer año y continuar el tratamiento de mantenimiento con dos sesiones anuales durante los siguientes años.

Una de las ventajas principales del tratamiento con plasma rico en factores de crecimiento es que es apto para todo el mundo, incluso paralaspieles más sensiblesy reactivas,ya que lo único que utiliza es sangre del propio paciente, por lo que no existe ningún tipo de riesgo de reacciones adversas ni de rechazo.

El precio por sesión es de 700 €, y de 1.500 € tres sesiones.



www.planasday.com

Descubre la revista

Lo que más inspira en CharHadas